cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Jueces Incorruptibles
07-06-2007, Juan Escandell Ramírez

Jueces Incorruptibles que “absolutamente nada puede obligarles a hacer justicia”

Esos son los jueces cubanos que en juicios sin garantías de ninguna índole imponen sanciones injustas a hombres valientes que solo aspiran a una patria mejor.

El titulo del presente comentario lo he tomado prestado de un ciudadano español, objetor de conciencia que en enero de 1987 estableció ante el Tribunal Constitucional de España una demanda de Amparo contra sentencias promulgadas en abril 1984 en la Audiencia Provincial de Madrid y de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de diciembre de 1986, que declaro no haber lugar al Recurso de Casación contra la anterior. Las mencionadas sentencias lo condenaban como autor de un delito de Injurias graves por las opiniones vertidas al periódico Diario 16 sobre el papel de los ejércitos a lo largo de la historia; y entre otras cosas por la frase que da titulo a nuestro escrito. Para fortuna del señor Don José Luís Navazo Gancedo el Tribunal Constitucional español fallo otorgando el amparo solicitado y reconociendo el derecho del recurrente a expresar sus opiniones, criticas y censuras a las funciones publicas y anulando las sentencias pronunciadas.

Traigo esto a colación, por cuanto he recibido del distinguido abogado René Gómez Manzano, recientemente premiado por el Colegio de abogados de Burdeos, la sentencia sancionadora contra el colega Rolando Jiménez Pozada, y en mi modo de ver dicha sentencia constituye una “joyita” de la que estoy convencido los jueces españoles sentirían vergüenza ajena por los jueces de la isla.

Para una mejor comprensión de aquellos no especialistas en la materia debo decir que la sentencia penal es una resolución judicial que pone termino en una instancia al procedimiento penal que se le ha seguido un acusado y que la misma tiene que ajustarse a determinadas formalidades que el derecho procesal establece para su redacción, así como también términos en que debe pronunciarse; una vez dicho esto la sentencia debe tener un prefacio donde se consignan las generales del acusado, fecha y personas actuantes, nombre de los jueces, fiscal y abogados; la sentencia debe exponer en Resultando los hechos que ha considerado probados de acuerdo a la prueba practicada, hechos y no juicio de valor; asimismo en Considerando deberá calificar y razonar de manera jurídica los acontecimientos o hechos comprobados y si los mismos pueden subsumirse en un tipo penal, y por ultimo la parte decisoria o sanción a imponer. Comprendo para algunos este ultimo párrafo es denso por eso aquí les ofrezco los comentarios de la sentencia numero 1 del 2007 dictada el 9 de enero del 2007 por la Presidenta del Tribunal juzgador Gladys María Padrón Canals, por los jueces Alicia Valle Díaz, Anay Sabugo Herrera (juez ponente) y por Florian Fernández Gutiérrez y Juan Serrano Reyes, como fiscal Enrique Núñez Grillo y abogado de oficio Josué Vázquez (El decreto 81 que regula el ejercicio de la abogacía permite que los licenciados en derechos puedan asumir su propia defensa, hasta la fecha, ningún abogado que ha querido ejercer el mencionado derecho se lo han permitido, ese fue el caso de Rolando Jiménez y el de René Gómez Manzano).

Desde el mismo inicio del prefacio la Sala juzgadora miente cuando dice “Vista en juicio oral y publico”. Según informaciones del propio acusado en la Sala no pudieron participar familiares; el propio acusado fue expulsado cuando al querer asumir su defensa por su condición de abogado el Tribunal no se lo permitió, así como no disponer de un abogado independiente. La publicidad es una garantía del procedimiento a la que se teme por las autoridades por cuanto no dejan ver a los acusados en sus declaraciones admitiendo pertenecer a Organizaciones de Derechos Humanos y ejercer sus derechos individuales no obstante la represión a la que son sometidos y denunciarlas ante la corte. Preferirían acusados autoinculpándose como la causa UNO y Dos.

Puede apreciarse por la radicación de la causa, numero 3 del 2006, que todos los términos procesales fueron conculcados en la fase investigativa, por cuanto Rolando fue detenido en la primavera del 2003, casi 3 anos después se radica la causa, vulnerando las normativas establecidas en la Ley de Procedimiento Penal, y haciendo polvo de normas internacionales como el derecho a un juicio sin dilaciones indebidas. Vale aclarar que el articulo 107 establece un termino de 60 días para que el Instructor termine el Expediente, aquí puede apreciarse que decursaron casi 3 anos; es el mismo caso del colega René Gómez Manzano aunque no llega al récord de Rolando; René permaneció casi dos anos sin cargos formales, afortunadamente le cambiaron la medida cautelar y hoy se encuentra en libertad.

Pero vayamos a lo mejor de la sentencia, expresa esta en su Primer Resultando (recuerden aquí debe consignar los hechos que han quedado probados).”Probado que el acusado Rolando Jiménez Pozada siendo el día 12 de junio del 2002,con el marcado propósito de deshonrar y denigrar al Presidente del Consejo de Estado de la república de Cuba, compañero Fidel Castro Ruz, se persono en horas de la noche, circunstancia escogida de propósito para no ser visto y de este modo lograr su objetivo en la Unidad de comercio conocida por el “Vanguardia” sito...... y una vez allí coloco en las paredes varios papeles, los cuales tenían los siguientes textos: “Fidel dale comida al pueblo no marchas”, “Democracia para Cuba, basta de manipulaciones “, Libertad y democracia para Cuba, lo que necesita el pueblo es comida no marchas”( no son reclamos legítimos?, después de casi medio siglo de gobierno, y que en cualquier lugar estas demandas no son necesarias reclamarlas y expresarlas en horas de la noche y la madrugada, sino que son admitidas en cualquier parte del mundo, como el derecho a ejercer la critica y la censura contra los poderes públicos, ACLARO: Estos hechos no lo reconoció Rolando con independencia que consideramos no son constitutivo de delito.

Debo decir que el delito de Desacato imputado a Rolando es de carácter continuado pues según la sentencia el 18 de abril del 2003 en horas de la madrugada se presento en la sede de la Fiscalía del Municipio Isla de la Juventud y con una crayola de color rojo escribió en las paredes “Abajo Fidel Dictador”,.La sentencia integra la podrán obtener y podrán al igual que yo preguntarse como la Sala de juicio pudo narrar con pelos y señales e incluso con diferencias de minutos los lugares en que el acusado estuvo escribiendo carteles si en el Segundo Resultando probado donde la sala de instancia razona la prueba, no existe testigo alguno y solo un perito en documentología y un peritaje odorológico consideran quien escribió los textos fue el acusado. Como pudo conocer el Tribunal los hechos que narra?Para colmo el ultimo párrafo del apartado A del Resultando expresa:”Que durante la fase investigativa a través de los peritajes criminalísticos de textos manuscrito se concluyo después de realizar una comprobación de los textos manuscritos plasmados en cada uno de los lugares y de manuscrito tomados al acusado que es “probable” que los primeros de estos hubiesen sido efectuados por el acusado”( menuda contradicción.), sin entrar sobre el peritaje odorológico (me gustaría saber que perros fueron los que participaron si de verdad se realizo y quienes participaron durante la prueba, digo si participo algún abogado para que diese cuenta frente a que cilindro se sentó el can).

No obstante después de considerar que los escritos eran “probables” que habían sido realizados por el acusado el Tribunal también considero otras pruebas como lo ocupado en los registros del domicilio del acusado y de su madre,(pruebas irrefutables para arribar al juicio de culpabilidad, estas fueron: documentos como “El proyecto Varela”,”Los derechos humanos y el legado de Martín Luther King”,”El sueno esta viejo”, “Retrato de Estados Unidos”,”Geografía estadounidense”, “Sobre la libertad”, y “No hay patria sin virtud”, todo confiscado como instrumentos del delito. Verdaderamente
la jurisprudencia cubana de estos tiempos es vergüenza para quienes tienen la función de impartir justicia. (amen del informe del Regimiento de protección a sedes diplomáticas que refiere los días en que el acusado estuvo en la Oficina de interese de los Estados Unidos y de los teléfonos de Ileana Ross y Lincoln Díaz Balart, que solo prueban el control del régimen sobre sus ciudadanos)

Mención especial el perfil de la personalidad que hace el Tribunal de instancia del acusado y que prueba su PARCIALIDAD en la realización de la “justicia penal revolucionaria” : “Que el acusado posee poca facilidad para relacionarse, es hipócrita e interesado, no realiza ninguna labor socialmente útil, se vincula principalmente con personas negativas a la Revolución, no tiene relaciones humanas con los revolucionarios de su cuadra, no participa de las actividades de las Organizaciones políticas y de masas debido a sus posiciones abiertamente contrarrevolucionarias de un grupúsculo de derechos humanos.

Pero el Quinto Considerando es la prueba de sumisión y parcialidad de los jueces cubanos que dictan sentencia con “tufo”( en términos odorológicos) de prevaricadores : Quinto Considerando: “Que para adecuar la medida de la sanción, valorando el alto grado de peligrosidad social de los hechos cometidos, por el encartado, los móviles e intenciones perseguidas por este ultimo hechos que atentaron contra la seguridad y protección de nuestro Estado revolucionario , la dignidad y el honor de nuestro líder y Comandante en /jefe Fidel Castro Ruz, poniendo en peligro la tranquilidad y seguridad ciudadana, sucesos que van en contra de las buenas costumbres sociales y hechos que además fueron rechazados y repudiado por nuestro pueblo”.

La sentencia dictada cierra con broche de oro cuando al final consigna:”Esta sentencia se notifica fuera del termino por exceso de trabajo que pesa sobre esta sala.”

Los jueces cubanos debieran saber: “Que la censura y critica al gobierno nunca podrá tipificar delito alguno excepto en los países en que se haya fusilado al ciudadano, que el animus criticandi anula al “injuriandi” cuando se trata de las funciones publicas que tienen esa quiebra al lado de otros honores.

Y deben aprender la lección, que: Censurar el régimen político de un país no es difamar de la nación. Solo la incurable megalomanía de vuestro líder y comandante en jefe (según vuestra sentencia) le hace creerse el símbolo en que toda Cuba cristaliza y representa. Nada mas distante de la verdad, Cuba seguirá siendo Cuba con cualquier régimen político, y soldar el sistema de la Dictadura Castrista con el concepto de nación, es confundir lo episódico y transeúnte con la esencia eterna e imperecedera de la isla.

Rolando Jiménez Pozada, no podrá demandar en Recurso de Amparo ante el Tribunal Constitucional la sentencia dictada, como hiciera Don José Luís Navazo por cuanto ese Tribunal lo aniquilo el régimen vigente en 1959 cuando asumió el poder, pero si podrá confirmar a diferencia las palabras de “Pepe” Navazo: Los jueces cubanos son incorruptibles, nada, ni nadie les puede obligar a hacer justicia.”

* Abogado de la Corriente Agramontista y miembro del comité de abogados por la libertad de Rolando Jiménez.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com