cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Disfunciones sin solución
03-06-2007, Aimée Cabrera

Los tiempos cambian, el machismo disminuye y un joven casado narra su padecimiento desde un plano amistoso. Para él deja de ser tabú el conocido tema de la disfunción sexual, que es causa de separaciones y divorcios.

El gobierno ofrece pocas soluciones, que lejos de ayudar a solucionar los problemas, los agudizan.

Si se acude a la atención primaria de salud, el médico de la familia no tiene a donde remitir al enfermo, ya que no existen suficientes consultas de sexología. El único servicio de este tipo se ofrece en el Centro Nacional de Educación Sexual, CENSEX, en el Vedado.

"Obtener un turno en CENSEX es más difícil que sacarse la lotería"- explica un joven, quien hace más de un año trata de concertar una cita, y recibe siempre la negativa de la recepcionista.

"La demanda es muy grande, los turnos se dan con mucha anterioridad. Por ejemplo, llamé en abril y me dijeron que los turnos, hasta junio, ya habían sido repartidos. El centro recesa en julio y agosto, así que tengo que esperar a septiembre, a ver si tengo más suerte. Mi esposa ya no es comprensiva como antes, y temo perder mi matrimonio" -expresó el joven.

Los cubanos conocen los nombres de muchos medicamentos y suplementos a través de la propaganda de los canales de televisión extranjeros. En el mercado negro se venden estos productos. Atrás quedaron los tiempos de acudir al yerbero para preparar en la casa cocimientos de huevo de gallo o de ortiguilla, esta última mezclada con canutillo y rabo de zorra para devolver "la naturaleza decaída del hombre", como explica un entendido en el libro El Monte, de Lidia Cabrera.

Tampoco los hombres hacen mucho caso ya a la ingestión de huevos de carey y ostiones, alimentos capaces de restablecer ciertas funciones. Para ponerse a tono con los tiempos, los afectados van en busca de la "pastillita de la felicidad", como le dicen a la Viagra, a pesar de que existen otras marcas como Vega, Profecía y Cialis. El precio por unidad de estos productos nunca son inferiores los 2 CUC (50 pesos).

El necesitado compra una cantidad superior para que le salga más barata la inversión, y algunos se convierten no sólo en consumidores sino en vendedores de estas píldoras.

"Los precios varían según las marcas, miligramos y demanda. La Viagra de 100 mg llegó a costar 5 CUC y más. Ahora está a 3 ó 4, según el lugar donde se venda", refiere el joven.

"Me convertí en vendedor de Viagra, vivía una zozobra perenne porque temía ser sorprendido por la policía. La gente me pedía que se las fiara pero no podía correr ese riesgo, aunque no siempre hay Viagra de 50 mg, la de más demanda entre los jóvenes. En este país estar enfermo es un lujo. Con tanta dificultad para ver a un sexólogo y con los precios tan altos que tienen las pastillas no habrá otra solución que optar por la abstinencia sexual".


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com