cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
¿Médico de la familia de quién?
03-06-2007, Leonel Alberto Pérez Belette

Cientos de ciudadanos de la capital se quejan del sistema de salud pública para la atención primaria. Ellos ven al programa del médico de la familia como una estafa vendida al pueblo cubano a través de los medios de prensa. La práctica dista mucho de la propaganda.

Sería conveniente invitar a los reporteros del noticiero nacional, a los tanques de la imaginación de programa Mesa Redonda y a los diarios del país para hacerle una visita a la doctora Tania (con cámara oculta) que, lejos de hacernos reír, nos hará llorar debido a la degradación del sector de la salud.

Tania tiene su consultorio y cuenta con una vivienda contigua en la calle 5ta, entre calle 2 y 4, en el barrio del Vedado. Hay que advertirles a los periodistas que vayan preparados y vacunados, ya que tal vez les reciba un león en lugar de una médica general integral.

Rara vez este consultorio está abierto, y cuando lo está, casualmente coincide con el horario en que la mayor parte de los residentes se encuentran trabajando o "resolviendo" cómo sobrevivir. El local permaneció cerrado durante cuatro meses debido a una tupición en el baño.

No se trata de un caso único. Casi todos los consultorios de la capital han degenerado el programa inicial del médico de la familia como base del sistema de salud pública cubano. En ocasiones no es posible siquiera tomarse la presión por falta de instrumental o personal especializado. El resultado es que el paciente tiene que recorrer mayores distancias para trasladarse a una policlínica o un hospital; y cuando llega lo regañan por no haberse dirigido primero al médico de su zona.

Por otro lado, si se logra ser incluido dentro de la población de riesgo para ser vacunado debido a la amenaza de contraer una enfermedad como la hepatitis B, o la leptospirosis, el proceso es prácticamente una odisea. Mejor olvidarlo, tomar con calma la mudanza a la necrópolis de Colón, o esperar por el próximo arrebato de sobre cumplimientos en el área. Contradictoriamente, el gobierno se vanagloria de que Cuba es una de las potencias mundiales en la producción de vacunas de este tipo, y bio preparados, casi siempre destinada a la exportación.

El trabajo de un médico no tiene horario. La profesión conlleva más entrega y sacrificio que la de un sacerdote. En la Isla los médicos escasean porque el estado los utiliza como rublo económico exportable, en prestación de servicios y mal renumerados, lo que provoca automáticamente una gran carga de trabajo a los galenos que quedan en funciones.

También puede señalarse el problema creado a partir de la crisis económica y de valores; lo que suscita irritación y genera una cadena de violencia social a todos los niveles, de la cual no escapan los doctores.

Nada de lo anterior es una excusa para el maltrato o la mala calidad en los servicios médicos. El sistema de salud cubano no es gratuito, ya que le cuesta la libertad al pueblo.

Un sondeo personal, en un representativo núcleo poblacional, arrojó que la mayoría de los pacientes en la capital acceden a los servicios de salud pública, sobre todo a los especialistas, por mediación de un familiar o un amigo, y no por las estructuras establecidas para supuestamente agilizar la atención. Las autoridades gubernamentales cuentan con hospitales para su uso privado, que nada tienen que ver con los malos servicios que en numerosas oportunidades recibe el cubano promedio.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com