cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
El Neoanexionismo según Taladrid
10-09-2006, Roberto Santana Rodríguez

El Neoanexionismo; Así se titula el artículo firmado por el periodista Reinaldo Taladrid Herrero, aparecido en el diario Granma, Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba, el pasado lunes 28 de agosto, en el que el Sr. Taladrid esboza un “nuevo concepto” en cuanto a la corriente anexionista en Cuba se refiere.

Según Taladrid los anexionistas actuales ya no son los mismos del siglo XIX que deseaban la conversión de la isla de Cuba en un estado perteneciente a la unión americana.

Ahora y según Taladrid, después del llamado triunfo revolucionario de 1959, son cubanos exiliados convertidos en ciudadanos norteamericanos que pretenden dominar y anexar Cuba a Estados Unidos apoderándose de propiedades en la Isla para explotarlas como ciudadanos estadounidenses, un segundo grupo, que según lo asegura el periodista oficial piden a gritos la invasión de los marines en Cuba y otros que envían proyectos al congreso de los Estados Unidos a tal efecto y por supuesto no podían faltar en la lista del Sr. Taladrid los opositores internos, los “mercenarios al servicio del Imperio, miembros de los grupúsculos contrarrevolucionarios”.

Según Taladrid el “Imperio” posee nuevas formas de dominación de los pueblos que les permite controlarlas como “colonias virtuales” mediante el uso de métodos financieros, económicos, tecnológicos y científicos, poniendo para ello como ejemplo en su artículo a la implementación del Tratado de Libre Comercio para las Américas, ALCA.

Estas son falacias y más falacias Sr. Taladrid, las mismas de siempre consistentes en los ataques inmisericordes al gobierno de los Estados Unidos y a su política internacional. En los Estados Unidos, según Taladrid, todo es malo y todos son malos, excepto los que se manifiestan a favor de la Habana, como Los pastores por la Paz, por ejemplo.

La verdad es que si se puede llamar imperio a los Estados Unidos, no en tono peyorativo, sino en su justa realidad sería Imperio de la Democracia, la Libertad y los Derechos Humanos. Por supuesto, esto, lejos de la perfección divina, y sí dentro de la imperfección humana. Que ha demostrado a lo largo de mas de 200 años de existencia que posee mecanismos que lo hacen capaz de auto perfeccionarse y proyectarse de manera positiva hacia el futuro y que por ende no se ha desmerengado, como otros, por su propio peso como un castillo de naipes.

Necesario es recordar o tal vez hacer saber que la Mesa Redonda, programa de la televisión oficial cubana, en el que se despotrica de Estados Unidos, es más eficiente engañando, tergiversando y manipulando la información que brinda al pueblo de Cuba gracias a que en ese país del norte de América existe democracia y respeto a la libertad de expresión.

En la Mesa Redonda castrista participan personajes tales como los señores Lesnick, Aruca, Gómez, Pertierra y comparsa, con claras y abiertas simpatías por el gobierno de La Habana sin que hasta el momento Taladrid, seguramente entre compungido y complacido, haya podido dar la información de que fueron reprimidas esas personas por hacer tal. Esto es a toda luz imposible de ver en la otra cara de la moneda, o sea ver un día aparecer en la mesa redonda a Vladimiro Roca, Marta Beatriz, Oswaldo Payá o Elizardo Sánchez exponiendo libremente sus criterios.

En cuanto al tema de las propiedades, que tema escabroso y delicado es, pienso que debe ser tratado y lo será, con el favor de Dios, entre cubanos, en el momento del reencuentro de todos los compatriotas en la patria nueva, porque ellos, los exiliados cubanos no quieren explotar a nadie como se ha hecho en este país a lo largo de 47 años.

Los antiguos propietarios, tienen derechos sobre esas propiedades, que fueron ciertamente usurpadas por el gobierno de Castro en nombre de que supuestamente pasarían a ser propiedad del pueblo. Mentira que ha quedado al descubierto en estos 47 años, cuando se ha demostrado que realmente han servido para enriquecer a la pequeña cúpula gobernante, practicante eficaz de esta suerte de nueva forma de capitalismo, denominado de estado.

Realmente nadie sabe ni puede aquilatar el trabajo, el sacrificio, el sudor y las lágrimas, por que no, que costó a esas personas y a sus ascendientes en muchos casos para fundar y hacer prosperar esos negocios, industrias y demás, por lo que tienen derecho a ser resarcidos o compensados por el nuevo gobierno.

Compensados en el caso, me parece, de las viviendas porque no se puede poner en las calles a los cubanos que ahora habitan esos inmuebles. Lo cual constituye el principal argumento del gobierno cubano actual sembrando el miedo en el pueblo acerca de que los exiliados vienen a quitarle las casas a los residentes en la Isla, eso no es cierto, ellos, como cubanos al fin, vienen, los que vengan, que no todos han expresado ese deseo, a ayudar con su experiencia democrática y recursos en la reconstrucción del país.
Otras de las modalidades del “Neoanexionismo” mencionadas por el Sr. Reinaldo Taladrid en su artículo de Granma del pasado 28 de agosto la constituye el proyecto “Havami”, enviado por el Sr. Sarracino al congreso de los Estados Unidos, usado al efecto como muestra en una reciente Mesa Redonda.

La realidad es que este cubano exiliado está haciendo uso de su derecho a la libertad de expresión y de pensamiento, lo cual debe ser respetado. Algo muy diferente es que este proyecto se haga realidad. Para ello hay, de seguro, que contar con todos los cubanos, tanto de fuera como de dentro de la isla, no es así de fácil.

Tampoco pienso que tendrán éxito los que según Taladrid piden a gritos la intervención norteamericana en la isla para ellos venir detrás de los marines a apoderarse del país y anexarlo a Estados Unidos. No es tan así Señor. El mismo senador de origen cubano Mel Martínez, a quien citó en su artículo el periodista oficial, dijo el pasado 15 de agosto que enviar los marines no era la solución para Cuba.

Y no pienso, porque se rechazara con este mensaje la supuesta petición de los cubanos exiliados que según Taladrid piden la agresión norteamericana a Cuba, según se empeña en asegurar Taladrid, sino porque el gobierno norteamericano no está interesado en invadir a Cuba. Esta no es más que una gastada arma propagandística del actual gobierno de Cuba a través de los tiempos que cada vez le sirve de menos y en la que cada vez menos creen. A los norteamericanos se les está esperando en Cuba desde hace más de 47 años y no acaban de llegar.

El gobierno de los Estados Unidos sólo desea ayudar a la reconstrucción del país, está listo para eso y sólo lo hará cuando el nuevo gobierno de transición cubano lo solicite. “El gobierno de Estados Unidos es el mejor amigo con el que puede contar el pueblo de Cuba”, ha dicho el presidente Bush. Basta ya de decir que viene el lobo, los norteamericanos, porque todo el mundo sabe que no vendrán a Cuba en son de guerra.

Y por supuesto no escaparon a las arremetidas del Sr. Taladrid en su artículo los opositores pacíficos de dentro de la isla. Tildados nuevamente de mercenarios, miembros de los “grupúsculos contrarrevolucionarios”, los cuales según Taladrid están comprados de forma conciente por una potencia extranjera, nada, más de lo mismo.

¿Por qué se insiste en repetir estas barbaridades? Por ejemplo en mi caso, que en no pocas ocasiones me han dicho mercenario del imperio, soy periodista independiente y visito la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana y puedo asegurar que jamás en ese lugar me han dado un centavo, ni tampoco se lo han dado a nadie que conozca.

No somos mercenarios, somos cubanos que hemos dado un paso adelante, convencidos que ya no tenemos nada que perder y sí mucho que ganar, en primer lugar la libertad. Y que hemos recibido y recibimos toda la ayuda solidaria del gobierno de los Estados Unidos para lograrlo, pero entiéndase ayuda, no injerencia. Nadie allí me ha dicho qué tengo que escribir ni como lo tengo que escribir, eso si, me han ayudado a escribir, lo que yo quiera, un poco mejor cada vez.

Recordó el Sr. Taladrid en su artículo para sus propósitos manipuladores la reciente reunión general de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba. En específico el grito de “Viva Bush” dado por el opositor Francisco Moure Saladrigas, presidente del Movimiento al Rescate de la Libertad y la Democracia, ahora preso en Melena del Sur, La Habana, desde que fuera arrestado el 22 de julio de 2005, como muestra, según Taladrid, de que consideraba a Bush como su presidente.

No Sr. Taladrid, por favor no tergiverse la información. Moure Saladrigas sólo quería reconocer los méritos del presidente Bush, que ha sido el estadista norteamericano que más ha hecho en estos 47 años por ayudar al pueblo de Cuba a ser libre, no fue como UD. dice para reconocerlo como su presidente, en una Cuba, convertida en el estado 51 de la unión americana, no es así. El presidente de Cuba libre y democrática, cubano 100%, estoy seguro, será elegido en unas elecciones verdaderamente libres, limpias y participativas.

Nada, que el Sr. Taladrid se toma mucho tiempo en esbozar nuevos conceptos sobre el anexionismo y no presta atención a otros problemas que agobian a la Cuba de hoy, que como periodista, ciertamente capaz, para mal a todas luces, no enfrenta en la Mesa Redonda ni en ninguno de los espacios que posee para expresarse.

¿Por qué al Sr. Taladrid no parece preocuparle el asunto de la llamada “Cubazuela”, con las declaraciones de altos miembros del gobierno cubano sobre la existencia en Cuba de dos presidentes, ¿No es acaso esta una manifestación anexionista?

No existe tal Neoanexionismo como se empeña en demostrar el Sr. Taladrid y sí mucha buena voluntad de muchos cubanos para reconstruir la patria. Ese es un futuro, gracias a Dios, cada vez más cercano y que nadie podrá impedir que llegue.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com