cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
El cubano de la tercera edad en el tercer milenio
26-05-2007, Héctor Ramón Foret Sánchez

En Cuba, la situación económica es agobiante para la generalidad de la población, pero no afecta a todos con la misma intensidad.

En casi todos los países del mundo en que se producen crisis o depresiones económicas, el sector poblacional más afectado es el de la tercera edad. Y es lógico, ya que usualmente viven de una pensión, o ayuda social. Pero en nuestro país toma ribetes alarmantes.

En el año 2005 el gobierno cubano aumentó las pensiones y las ayudas sociales. Cuestión que suponía un alivio para este sector poblacional. Pero, aparejado a ello, hubo un drástico incremento en el precio de los productos racionados.

Por ejemplo, las cuatro onzas de café racionadas, que antes costaban 20 centavos, ahora cuestan 5 pesos; un incremento de 25 veces en su precio.
Los 6 huevos adicionales que vendían han tenido un incremento de 6 veces. Igual sucede con otros productos.

El aumento de la tarifa eléctrica, la venta de los utensilios de cocina y equipos electrodomésticos, etc…, todo esto hace de la vida de los viejos una constante zozobra.

Por lo general se les ve en los lugares de ventas de periódicos, al cual acuden temprano para adquirir algunos ejemplares y revenderlos furtivamente.

Otros, en mejores condiciones de salud, hacen todo tipo de trabajos: mandados a domicilios, venden pizzas, limpian patios, etc. En fin, todo un muestrario de ocupaciones.

Caso típico es el de un vecino de quien suscribe, que tiene 80 años: parte cada mañana con una carretilla para cargar cualquier tipo de cosas, para regresar a las 9 o 10 de la noche a su hogar.

Hay casos tragicómicos, como uno que presencié en la calle Obispo, en La Habana.

Un señor, que aparenta superar los 80 años de edad, y que padece, al parecer, el mal del parkinson, se pone una especie de castañuelas, que con el involuntario movimiento de los brazos las hace sonar. Esto lo convierte en un personaje pintoresco, que atrae a los turistas, quienes lo retratan y a cambio le ofrecen algunas monedas. No sólo es penoso ver estos casos, sino humillante.

La lista de ejemplos sería interminable y lo peor, no se avizora solución, ya que el gobierno continúa inmovilizado y atrapado en un sistema que no permite la propiedad privada, y con ello la competencia comercial que bajaría los precios y garantizaría una mejor calidad en los productos.

Mientras tanto los cubanos de la tercera edad, en su aplastante mayoría, continúan su deambular diario en busca del complemento de sus entradas financieras. Y no para vivir, sino para sobrevivir.

En esta situación hay todo un espectro social, que abarca desde el jubilado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, o el MININT, hasta el antiguo estibador de los puertos.

Casi nadie escapa al sofoco económico que se vive en el país, pero esperemos que lleguen tiempos mejores en que nuestros viejitos puedan dedicarse a contar sus historias en el parque, a jugar dominó, a lo que les plazca, después de todo, ya hicieron su aporte y deben vivir con tranquilidad, respeto y cariño de la sociedad.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com