cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 27-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Sesenta mil horas con Fidel Castro
17-04-2007, Vicente R. Gutiérrez Santos

Sesenta mil horas con Fidel Castro y sus primeros gobiernos

Ignacio Ramonet, periodista hispano-francés y director de Le Monde Diplomatique ha escrito un libro titulado "Cien horas con Fidel" y ha sido un éxito para los cubanos de adentro. El 70% del Censo tiene una edad menor a los 45 años. No conocen otra cosa. Cuba está gobernada por Castro desde hace algo más de 48 años. Luego, sólo han conocido su Sistema Educativo. En Febrero pasado se ha celebrado la Feria Internacional de La Habana. Ramonet ha querido situarse al lado de Gabriel García Márquez, Frei Betto, Leonardo Boff, Steven Spielberg, Oliver Stone, etc. como gente que ha conocido al Coma-andante, lo ha tratado en círculo íntimo y al final ha emergido una erotización o seducción de saberse amigo y fan del Líder de una Revolución traicionada para convertirla en una auténtica Robo-lución, con decenas de miles de crímenes de lesa humanidad (más de 102,000. Ver Cuban Archive), el eterno peculado y la fortuna valorada por la Revista Forbes la he tratado con amplitud y calificado de valor financiero subestimado. Las Cien horas superan a algunos artistas y directores procedentes de Hollywood, pero no a Gabo con su artículo sobre "El Fidel que yo he conocido" o Frei Betto con su libro "Fidel y la Religión".

Yo no soy periodista de profesión, pero tengo otras experiencias complementarias como director general de empresas, profesor universitario y de Escuelas de Negocios. Además, ex-presidente del Centro Cubano de España. Por ello escribo muchos artículos de contenido político y económico como Analista y Observador. Me ha tocado vivir este proceso a fondo. Hablo desde el exilio, pero con los datos y hechos vividos desde dentro, en las propias entrañas. Pudiera escribir un libro con el mismo título de este artículo. Yo he pasado más de 60,000 horas no en contacto personal, sino cercano al aparato que estaba dirigiendo desde los inicios de la toma del Poder en los primeros días de Enero, 1959. Fue el momento de expectativa de que el Coma-andante cumpliera con lo prometido. Ahí estaba su discurso por la aprehensión en el Moncada. Yo trabajé con el primer Ministro de Hacienda, Rufo López Fresquet, profesor de la Universidad Católica de Villanueva y en la Dirección de Rentas e Impuestos estuve a cargo de los Impuestos de Sociedades Anónimas y Rentas de Capital a nivel nacional. Dicha Economía de Libre Empresa quedó eliminada a los 22 meses.

No salí de Cuba hasta el 22 de Agosto, 1966. Cubrí una primera etapa hasta el 18 de Noviembre, 1960, fecha en que fui declarado "excedente" del Ministerio de Hacienda al no ceder a la presión de renunciar a mi puesto de profesor en la Universidad o escribir un artículo criticando a la misma universidad. Ya había sido estudiante de la Universidad de la Habana por 4 años (Ciencias Sociales y Derecho Público). Cuando ocurrió la invasión de Bahía de Cochinos el 17 de Abril, 1961, todos los centros universitarios y escuelas privadas fueron intervenidas y confiscadas acto seguido. Yo fui detenido el 18 de Abril, 1961 y condenado a varios años (el Fiscal había solicitado 15 años). Tuve suerte. Me los pasé en distintos penales, tales como La Cabaña, Isla de Pinos (el mayor) y el Km. 5-½ de Pinar del Río (Jefe del Presidio: El Ñato).

Al ser puesto en libertad el 18 de Abril, 1964 (fecha exacta) las puertas del país estaban cerradas. Tenía que trabajar y logré la oportunidad en el Ministerio de Comunicaciones, ya bajo el aparato del gobierno marxista, ya que después de caer preso el proceso se aceleró y Cuba fue denominada Marxista-Leninista. Ahora se abrió un tercer período desde el 7 de Mayo, 1964 hasta el 31 de Mayo, 1966 (fecha de Baja para poder salir del país). En total, más de 60,000 horas absorbido, envuelto, volcado, presionado y aprisionado por el régimen de Fidel Castro. No entro a comentar las relaciones con el Comecom o CAME y las evasiones a lo que insistentemente se llamó "Bloqueo" que jamás lo fue y ni siquiera el "Embargo" que se burlaba comprando a Canadá, México y Panamá. Todo fue un cierre de operaciones comerciales entre países.

Yo había vivido muy de cerca la gestación de una traición a la Revolución, del daño a la Nación, de la confiscación de todo tipo de propiedad, incluyendo bienes inmuebles, centrales azucareros, bancos, medios de comunicación, dinero, joyas, colecciones, obras de arte, etc. (Ley de Confiscación de Octubre 1960). Más tarde se eliminaron los pequeños negocios como venta en las esquinas. El sudor acumulado del trabajador y especialmente del español inmigrante. Ese fue el Fidel Castro que ninguno de los escritores mencionados ha conocido porque en aquel momento estaban desconectados del trágico cambio en la Cuba democrática. A pesar de la dictadura militar de Batista, la Economía siguió en su despegue y estaba en fase sostenible. Faltaba la etapa superior de una economía sostenida. La economía se vino abajo a pesar de la ayuda soviética que representó un subsidio acumulado de $100,000M. En la URSS hubieran solucionado muchas pobrezas y necesidades.

Muchos de sus defensores aún no habían pisado Cuba. Cuando empezaron a visitarla, a partir de los años 70, estos insignes se movían sólo en los sitios que el Gobierno Castrista les quería mostrar. Jamás ninguno de ellos visitó una prisión ni los hogares pobres. Eso sí, disfrutaron de las propiedades confiscadas. El número uno fue Gabriel García Márquez que siempre disfrutó de un chalet fijo de altos vuelos, un coche Mercedes Benz y otros lujos a su alcance. La pesca y la cocina fueron diversiones compartidas entre ambos amigos. Una vez estuvo presente Don Felipe González, Presidente español (1982-1996). Ciertamente, Gabo ha sorprendido a mucha gente (ver mi artículo anterior). No corresponde a un Premio Nobel de Literatura y menos a dos Nobel de la Paz, como el argentino Adolfo P. Esquivel y Rigoberta Menchú, indígena maya de Guatemala, candidata a la presidencia de Guatemala en las próximas elecciones. Las izquierdas radicales la apoyan.

60,000 horas son 600 veces más que las Cien horas de Ramonet, 7500 las ocho de Steven Spielberg, innumerables las pocas de Jack Nicholson, etc. Mi mensaje de vivencia política es que si no has vivido la experiencia y sabes cortar la naranja por el centro mismo, no tendrás inclinación indebida para evitar ser subjetivo. La libre objetividad es una rara cualidad del ser humano. Los libros no deben contener el mensaje cargado de fanatismo. El autor debe mostrar los pros y los contra, los más y los menos, lo bueno de las tendencias políticas que algunos politólogos resumen por el punto de equilibrio de los extremos. 60,000 horas son más que suficientes para conocer un Proceso Político manejando los Planes Económicos y percibiendo a su ya tocado líder.

La historia está escrita y no se puede variar. Aún queda mucha gente que ha sido testigo de lo acontecido y algunos han sido actores de primera línea. Castro, a los 80 años y siete meses con sus miles de horas de discursos y ahora siete meses de Hospital, no tiene ya la verdad suficiente para aquella frase de "La Historia me absolverá". Hay otra tesis: "La Historia lo absorberá", succionando su personalidad y legado.

Quo vadis, Coma-andante? Qué hará el Teatro de la Historia? Será una lástima que no sea juzgado como Milosevic y Saddan Hussein... Los tres pertenecen al Club "Criminales de lesa humanidad". Quizá viva una más dura experiencia por su edad, enfermedad, hospitalización y entorno global.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com