cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Al defenestrar a sus hijos, firma su sentencia de muerte
06-02-2007, Oscar Sánchez Madan

Para justificar el fracaso de sus políticas demagógicas, los acomodados representantes de la dictadura castrista en la provincia de Matanzas, defenestraron, durante el pasado mes de enero, a varios de sus más connotados partidarios juveniles, a quienes acusaron, solapadamente, de no estar lo suficientemente preparados para lograr resultados superiores en su trabajo.

De acuerdo con informaciones difundidas por la prensa gubernamental, el recientemente efectuado pleno del comité provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), organización auxiliar del partido único marxista, liberó de sus funciones (entiéndase destituyó), a Darilys García Falcón, Leonardo Díaz Díaz y Norys Barrera González, quienes se desempeñaban como responsable del departamento ideológico, primer secretario en el municipio de Cárdenas y presidenta provincial de las organizaciones de pioneros, respectivamente.

Para quienes seguimos bien de cerca los entreverados malabarismos de la dictadura bolchevique caribeña, el hecho de que los defenestrados son reconocidos personajes que han estado muy vinculados a la agobiante e insistente labor de adoctrinamiento marxista leninista, blanco, por estos días, de las más fuertes críticas de la cúpula gobernante en la isla, este pase de cuchillas forma parte de una purga que lleva a cabo el régimen en todo el país, entre sus seguidores, que tiene el propósito de limpiar la turbia imagen que proyecta su anacrónico sistema político, ya en fase terminal.

Pero el ajuste de cuentas no concluyó ahí. También el recientemente efectuado pleno extraordinario de los llamados Comités de Defensa de la Revolución (CDR), agrupación de choque del partido comunista, que se encarga de la vigilancia de los ciudadanos, y que tiene como fachada el cumplimiento de tareas ideológicas y sociales, destituyó a su coordinador provincial, el joven Liván Izquierdo Alonso, quien al reconocer su fracaso al frente de esa organización expresó en dicho evento: “Hay que pasar a una nueva etapa de trabajo”.

Izquierdo fue substituido por Ariel Lobaina, un ex-oficial de las fuerzas armadas. A buen entendedor… pocas palabras.

Lo cierto es que, a pesar de los argumentos, los datos y las sospechosamente exitosas cifras oficiales, cifras que difunde el régimen sobre la marcha del país, los representantes del estalinismo castrista en Matanzas ya no ejercen la misma influencia que antes entre los ciudadanos, y los problemas sociales en el territorio, por no hablar ya de los económicos, se multiplican. La dictadura manifiesta que esto se debe fundamentalmente al debilitamiento del trabajo ideológico con las masas del pueblo. Veamos algunos de los graves problemas que enfrenta la provincia y que evidencian el fracaso del castrismo en el orden social, luego de 48 años de permanencia en el poder.

Durante un encuentro de los cuadros y funcionarios de los CDR, celebrado hace dos meses en los niveles municipal y provincial, se criticaron las serias deficiencias que existen en el tratamiento a los adolescentes. Estos, por lo general, no se identifican con la ideología oficial como la generación que apoyó a la revolución durante sus primeros años.

Dicho evento reconoció las dificultades que se han presentado en la campaña contra el mosquito Aedes egypti, así lo dio a conocer la prensa estatal el 2 de noviembre del pasado año.

En la provincia se detectaron numerosos focos del mencionado vector en varios municipios, originados por los abundantes salideros de agua, los vertederos de basura y por la falta de higiene en zonas industriales y residenciales.

Las autoridades llegaron a amenazar a los ciudadanos y a los organismos del estado con la aplicación de duras sanciones por la pasividad con que muchos actuaron ante la alarmante epidemia nacional que cobró la vida de decenas de personas y obligó a hospitalizar a otras miles en otros territorios.

El 30 de noviembre del año 2006, el semanario comunista Girón publicó una información, en la que, la doctora Betsy Benítez Fuentes, jefa del programa de prevención y control del VIH/SIDA, indicó: “crece en la provincia la situación epidemiológica del VIH/SIDA, si antes del 1987 se reportaban menos de 10 casos anuales, ya desde el 2004 hasta la fecha hay un incremento”.

Según dicha especialista, se detectaron entre 24 y 36 enfermos anuales en este último periodo, con tendencia a llegar a 40. Aquí, hay que recordar, que las cifras que nos ofrecen los funcionarios del régimen, casi siempre son muy conservadoras. Pero el asunto es mucho más complejo de lo que nos podamos imaginar, y no sé si las máximas autoridades del territorio están bien informadas, lo cierto es, que según encuestas oficiales, los adolescentes cubanos inician sus relaciones sexuales, unas veces por “embullo”, otras por estar “a la moda”. Los periodistas del régimen, gracias a Dios, se han encargado de hacérselo saber a la opinión pública.

El número de muchachas que a los 12 años ya iniciaron este tipo de relación se incrementa en la isla, de acuerdo con las mismas fuentes. En los muchachos, esto ocurre a los 13 años. Es lamentable que las personas que con veracidad y con más seriedad, denunciaron durante años esta problemática, se encuentran en prisión: son los activistas de derechos humanos y periodistas independientes.

Matanzas no está ajena a esa alarmante situación, evidentemente ha fallado el trabajo preventivo y orientador de los oficiales y especialistas de la dictadura. Quizá se deba a los cientos de médicos y trabajadores de la salud que el régimen mantiene en el exterior, como oportunamente lo ha denunciado el Dr. Darsi Ferrer Ramírez, destacado disidente, director del Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”, radicado en La Habana.

Un hecho, entre muchos otros, que demuestra el notable fracaso de las políticas sociales del régimen totalitario castrista es el siguiente: en la Causa 249 de 2006, la Sala I de lo Penal del Tribunal Popular Provincial de Matanzas, impuso una sanción de 5 años de privación de libertad, subsidiada por igual periodo de trabajo correccional sin internamiento, al ciudadano Noel López Monzón, quien fuera acusado de cometer un delito de proxenetismo y trata de persona, y a tres años a la ciudadana Yunisleydis Silveira Oropesa por su complicidad, según las autoridades judiciales, en la mencionada infracción.

La sanción de esta última fue modificada por igual etapa de limitación de libertad, no por la supuesta benevolencia del tribunal, sino porque las prisiones están llenas, sobre todo, de jóvenes.

Las autoridades matanceras, y este es otro grave problema que se viene presentando, continúan comercializando, indiscriminadamente, bebidas alcohólicas en lugares públicos, a donde acuden, con bastante frecuencia, jóvenes, adolescentes, incluso niños. Ese es el principal motivo de las riñas callejeras, que, aparentemente, se incrementan, en las que sus protagonistas, con bastante frecuencia, se hieren de gravedad o se matan utilizando objetos contundentes, como palos y cabillas; o armas cortantes, como cuchillos y machetes.

No en vano, el periodista Olivet Santana de la Peña, alertó, en un trabajo que publicó el jueves 11 de enero del año 2007, en el antes mencionado semanario Girón, sobre los riesgos múltiples que imponen a su descendencia los habituados a bebidas alcohólicas, quienes en la provincia, por cierto, han aumentado en los últimos años.

Hace pocos días, autoridades del Ministerio del Interior informaron sobre el incremento en el año 2006 de la peligrosidad en los accidentes del transito. Al parecer son más las personas muertas y heridas en accidentes, al menos en Matanzas. La causa principal, según el oficialismo, la constituye la frecuente y desmedida ingestión, por los choferes, de bebidas alcohólicas antes o durante la conducción de vehículos.

Por supuesto que los representantes del castro-estalinismo deben estar muy preocupados, aunque dicho panorama no va a cambiar mientras exista en la isla un sistema que subestima la inteligencia de los ciudadanos, los desprecia y no les permite participar en la solución de los acuciantes problemas que afectan a la sociedad.

Al guillotinar a sus hijos más fieles, como ocurrió con los recientemente defenestrados funcionarios de la UJC y los CDR, el régimen está firmando su propia sentencia de muerte. Las purgas en sus instituciones auxiliares no impedirán la inevitable debacle del totalitarismo castrista ni el cambio hacia un sistema democrático.

* Diseminado por Payo Libre


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com