cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Todo el corazón de Julio
05-02-2007, Raúl Rivero

Palabras del poeta Raúl Rivero en homenaje a Julio San Francisco, en la Fundación Hispano Cubana, Madrid, 31 de enero de 2007

Queridos amigos, Cuando repaso a veces en la alta noche los días aquellos en que se inició en Cuba el periodismo independiente, Julio San Francisco aparece en esas evocaciones como un fantasma obligatorio de corbata roja, de apellido más llano como Martínez, por ejemplo, y como el más empedernido soñador de aquella tropa mínima y pobre que tenía dos hambres: una de pan y otra de libertad.

Nadie estaba trabajando para labrarse un porvenir porque la dictadura había confiscado tiempo atrás todos los espejuelos para ver el futuro, casi nadie se proponía alcanzar una visa para salir de aquél pantano porque con aquellas fundaciones de agencias de prensa y los primeros despachos y crónicas periodísticas lo único que garantizábamos era una mayor cercanía con el ruido de los cerrojos y los candados enigmáticos que exportan con generosidad los sobrinos de Mao Tse Tung.

En la organización de la primera estructura legítima y profesional estaba Julio, junto a otro madrileño por adopción, el periodista Rafael Solano, un tipo cálido y vital al que sólo le reprochábamos que no escribiera versos.

Julio solía confundir –como le vuelve a pasar ahora- los apuntes a mano de sus artículos y sus noticias con las notas rápidas de los desvelos y los asaltos por sorpresas que hace la poesía y así, en los bolsillos de sus camisas desvencijadas y sus pantalones sospechosos podían encontrarse los datos para una pieza sobre la represión policial y esta línea misteriosa: “Pintor de peces preciosos / mantén tu locura encinta”.

El asunto es que pasó todo lo que ya sabemos y pasó el tiempo y pasó un águila por el mar y un día de repente descubrimos que ya la dictadura había hecho que Julio tuviera que sobrevolar el mar después de cárceles, acosos y otros peligros y yo estaba en mi casa en La Habana, leyendo un poema que el poeta había escrito en un parque de esta ciudad.
Es poco frecuente que se conmemore el décimo aniversario de un poema, ya lo sé, pero después de casi medio siglo de esclavitud en nuestro país y sus exilios los episodios singulares son parte de la vida diaria.

Cuando leí el poema El desterrado, de Julio San Francisco, tuve una especie de estremecimiento porque pude recibir su mensaje personal de incertidumbres y carencias, pero por encima de la anécdota y la soledad del hombre que ve una pareja feliz en su entorno natural, adiviné el destino de miles de cubanos que diez años después venimos a ser el 20 por ciento de la población del país.

Supe que esa pieza era un canto a la orfandad y al desamparo y tenía que ver también con el corazón de otras personas que en diferentes partes del mundo tienen casa, cariño y perro y les ha sido dada con nobleza otra tierra, pero siempre van a sentir un sobresalto, una pequeña mancha oscura en las claridades de esos cielos.

Creo que Julio San Francisco, en un país que ha producido en su historia más poetas desterrados que todo el continente americano, ha hecho un hallazgo que tiene que ver con el milagro de la poesía que es encontrar la voz para decir lo que sentimos todos.

Esta casa, nuestra Orfila 8, en España que nos ha recibido como hijos que vuelven después de una mansión en la amargura y los dolores, se siente regocijada con el recuerdo y la memoria pública del poema El desterrado, de Julio San Francisco.

Yo también y mi regocijo tiene un concubinato con una figura también un poco singular que es tener nostalgia del futuro porque me protege la esperanza de que pronto podremos leer este poema en un parque de La Habana. Gracias.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com