cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Imagen molecular de Cuba por resonancia magnética
15-01-2007, Nicolás Pérez Diez Argüelle

La situación de la revolución cubana es hoy, cuando menos, trágica. Algunos expertos señalan que la desaparición de Fidel Castro unida a problemas económicos es posible que provoque su desarticulación. No creo por ahora que éste sea el caso, pero la situación es complicada. Porque la gravedad de la inflexión histórica radica en que el cerebro es un órgano, que como todos los del hombre si no se ejercita se atrofia. Y en Cuba en los últimos 48 años sólo una persona ha podido pensar, negociar, planificar y tomar decisiones. Una vez que el Estado cubano quede huérfano, me atrevo a profetizar a lo Walter Mercado, pero sin su carisma ni su capa, tres etapas bien definidas de la historia postcastrista.

La primera es la de la inercia que ya comenzó. No es que en La Habana no quieran tomar decisiones ni hacer cambios políticos, no es que le teman como piensan algunos a la reacción de un Fidel moribundo o clínicamente muerto, es que la ''generación del centenario'', vieja y achacosa, no puede decidir porque se les olvidó pensar. En la computadora cubana existió en el último medio siglo un solo disco duro, que fue la voluntad enfermiza de poder de Fidel Castro. Para mayor gravedad del entuerto, Carlos Lage, Pérez Roque y el resto del Grupo de Apoyo al Comandante, desde que nacieron hasta el día de hoy, se han movido ágil y graciosamente escalando las altas esferas de poder, pero no han pensado políticamente con originalidad ni un solo minuto seguido. Recibieron desde que abrieron los ojos al mundo directrices y consignas hechas. Y son los que más me preocupan, porque no tienen ningún elemento que les permita establecer comparaciones, y han sido formados en la fábula del tentempié y la bofetada, el silencio y la simulación, la frase agria y la fusta, y el mundo hoy gira de un modo inversamente proporcional a estos valores.

Habrá una segunda etapa interesante, cuando al igual que Blanca Nieves despertó en el bosque encantado ante los siete enanitos cuando recibió el beso del príncipe, ante los todavía lejanos pero vibrantes efluvios del libre albedrío, las neuronas de cierta dirigencia de la revolución cubana quién sabe comiencen a despertar, y con el beso de un manotazo de libertad en la muela del juicio político, tal vez se desprendan los más letales trozos de la manzana envenenada del comunismo. Será una etapa delicada y difícil donde el sentimiento de culpabilidad estará al tolete. Los miembros del búnker se desplazarán con los movimientos lentos, armoniosos y delicados del mimo francés Marcel Marceau. Muchos cambiarán de sitio, pero tan sotto voce, que nadie sabrá que se están moviendo. Y comenzaremos a oír gritar desde La Habana: ''Yo quiero que tú sepas que respeto la memoria de Fidel Castro 100 veces más que tú''. La debacle. Tiempo patético de competencia y numeritos. Será la lucha por la herencia de un capital de conquistas revolucionarias, depositado en un banco suizo, en el país de los sueños, con cheques sociales sin fondo. Y comenzará a girar un carrusel sentimental e hipócrita, donde bajo una musiquita de circo, unas veces Raúl Castro estará cerca del castillo de Frankenstein (al sur de Frankfurt), y las carótidas en la uña del dedo gordo del pie de Ramiro Valdés. Todo se moverá equivocadamente y nadie podrá predecir hacia dónde porque revolución cubana es misterio.

Y al fin llegarán los cinco minutos antes que el telón de fondo caiga sobre la escena. Y estos serán los días peligrosos. Porque como ciertos niños que a los 2 o 3 años no pueden hablar, es decir, comunicarse, y se vuelven violentos, la dirigencia cubana al no hacerse entender ni nacional ni internacionalmente, quizás la impotencia pueda llevarlos a agredirse los unos a los otros, y se inicie la guerra civil.

Si esto afortunadamente no ocurre y hay un dirigente comunista en la isla más listo que el resto que entra por el aro, entonces todo estará resuelto, y será el momento en que el pueblo de Cuba por fin tome la palabra.

*Publicado en El Nuevo Herald


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com