cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
DESMONTANDO MITOS REVOLUCIONARIOS
05-01-2007, Oswaldo Yañez.

Intentaremos dar unos datos aclaratorios de la Cuba que Fidel Castro pretende dejar en herencia al hermanísimo comparándolos con los datos del año 1959, así podrán ver claro los defensores de la revolución cuan urgente es una transición a una democracia en la que el bienestar del pueblo deje de ser la coartada para reprimir las libertades y los derechos humanos de todos los cubanos.

En el 59 vivían en la isla 6 millones de personas, en la actualidad son más de 12 los millones de habitantes.

Los ingresos per capita en el año 59 ascendían a 1200 pesos que equivalían a dólares, en la actualidad 1 dólar se cambia por 28 pesos, al ascender los ingresos a 2000 pesos resulta apenas 71 dólares per capita. Los ingresos han descendido en más de 1100 dólares.

En la actualidad existen 3,5 líneas telefónicas por cada 100 personas, en el año 59 existían 15, por lo que se han perdido 11,5 líneas cada 100 personas.

En el año 59 se disponía de una potencia eléctrica de 450 vatios por persona, en la actualidad solo se disponen de 75, la revolución se ha comido 375 vatios.

 

El consumo calórico diario por persona ascendía en el año 59 a 2800 calorías, en la actualidad asciende a 1100 calorías, el régimen revolucionario rebajó 1700 calorías por persona y día.

El consumo de carne por persona y año se elevaba en el 59 a 76 libras de carne, en la actualidad asciende a 5 libras, la disminución asciende a 71 libras de carne por persona y año.

En el año 59 se consumían 47 huevos por persona y año, en la actualidad el consumo apenas llega a 13, la tortilla revolucionaria rebajó en 34 los huevos por persona y año.

Ascendían a 12 las libras de pollo consumidas por persona y año, en la actualidad son 5 las libras que se consumen, desaparecieron 7 libras.

En el año 59 existían 38 automóviles por cada 1000 habitantes ahora solo disponemos de 10 por cada 1000, vamos a andar un poco prietos en el auto.

1 guagua urbana por cada 300 personas existía en el 59, en la actualidad hay 1 por cada 25.000 habitantes, como ven el camello va apretadito.

Por cada 2.000 habitantes existía 1 guagua interurbana, en la actualidad existe 1 por cada 35.000 habitantes, ya saben los revolucionarios no necesitan viajar.

Cada 1.000 habitantes existían 66 televisores en el año 59, ahora las mismas personas se tienen que conformar con 15, los revolucionarios prefieren radio bemba.

En el año 59, 2 de las 5 estaciones nacionales de televisión emitían en color, hoy solo quedan 2, para que más.

1 médico por cada 950 habitantes existía en el 59, ahora hay 1 por cada 740 habitantes, lo malo es que miles pasan su consulta en Bolivia, Venezuela y disímiles países, a los cubanos les queda un poco lejos.

Había 1 dentista por cada 2.100 habitantes, en la actualidad hay 1 por cada 1.850 personas, lo malo es que ni disponen de anestesia, ni de materiales para prótesis, eso los que están en Cuba y no han ido a propagar la revolución por el mundo.

1.800.000 cabezas de ganado pastan hoy en Cuba, en el 59 lo hacían 6.000.000

La tasa de desempleo en el año 59 era de un 2,8 %, en la actualidad es de un 35%.

El año 1957 la tasa de inflación de un 1,8% fue la más baja del hemisferio, en la actualidad dicha tasa asciende a un 28%.

En la actualidad solo hay 1 periódico diario nacional, en el 59 existían 18.

En 1958 arribaron a Cuba 750.000 turistas, en la actualidad se superan los 2 millones, ¿donde estarán esas divisas?

Entre 6 y 7 millones de toneladas se cifró la zafra azucarera del año 1950, el promedio de los años 2004 y 2005 fue de 1,4 millones de toneladas.

Las cifras proceden de estudios de la FAO, la ONU y de funcionarios cubanos.


Después de analizar estas cifras, si todavía queda algún individuo que defiende los logros revolucionarios, le invito a desempeñar el mismo empleo que desempeña en su país con el sueldo y la vivienda que le facilite el gobierno cubano y luego que nos cuente cuantos días aguantó antes de salir corriendo como alma que lleva el diablo dentro.

Los números hablan claro de que los presuntos logros revolucionarios son una de las mayores falacias que el aparato revolucionario se encargó de mitificar y que cualquiera que conozca la Cuba profunda les desmontará en un momento.

La escolarización y la enseñanza son un instrumento de adoctrinamiento del pueblo que ya no encuentra profesores pues los sueldos no alcanzan para subsistir ni a los insignes catedráticos. El profesorado se completa con jovencísimos estudiantes que no llegan a terminar su carrera y que obtienen el título por colaborar con la revolución por lo que su formación es cada día de peor calidad y los títulos no son reconocidos internacionalmente.

La compra de uniformes y materiales necesarios para asistir a la escuela constituye una verdadera tragedia para las familias cubanas, si no les alcanza para comer, imaginen lo que tendrán que hacer para obtener los pesos convertibles con que deben comprar los materiales, les aseguro que su imaginación se quedaría corta ante las soluciones reales que se adoptan.

La enfermedad grave de un familiar es más que un drama una tragicomedia en la que se juega con los sentimientos y padecimientos de las personas hasta límites intolerables.
En los hospitales no hay ni sillas para sentarse, las sabanas y colchones los debe resolver la familia del paciente, las pruebas se demoran en el tiempo hasta que a veces es demasiado tarde, el diagnóstico cierto llega cuando ya no se pueden realizar terapias que aseguren la curación del paciente por lo que se le envía a mal morir a su domicilio.

 

Los dentistas solo tienen anestesia para las extracciones de las piezas dentales si el paciente maneja chavitos, los materiales para prótesis se manejan como si fueran platino, solo los que reciben ayuda del exterior o trabajan en puestos en los que tienen acceso a las divisas pueden permitirse pagar los precios.

A pesar que el mito de la medicina cubana cayó con su Comandante en Jefe, algunos todavía intentan hacer creer al mundo que la medicina cubana es la mejor, a estos solo me queda decirles que la Unión Europea no reconoce los títulos cubanos y que son muy pocos los que pasan los exámenes exigidos para convalidar su título y cuando lo hacen deben seguir estudiando para terminar una titulación con la que puedan trabajar en Europa.

Los controles para los trabajadores que se relacionan con extranjeros se han extremado, hasta las trabajadoras de la limpieza de los hoteles son registradas e interrogadas, toda conversación más larga de lo habitual debe ser reportada a los segurosos que emplean la amenaza como recurso habitual para mantenerse informados y pobre de aquel que ayude a un extranjero a ponerse en contacto con algún activista, disidente o periodista independiente, es despedido sin piedad alguna o se convierte en un informante del MININT, debe seguir sus ordenes, incluso hasta llegar a prostituirse para recoger información.

Detengámonos un momento en lo que la revolución denomina obras sociales, hace poco el libelo Juventud Rebelde se destapaba con un reportaje que analizado con cuidado nos abre los ojos a la mentira revolucionaria.

“Matanzas.
Este 31 de diciembre fue inaugurado el restaurante de lujo La esquina de Medio. También quedó reabierto el Palacio de los Matrimonios de la ciudad de Matanzas durante un acto presidido por Pedro Betancourt García, primer secretario del Partido en la provincia, y por Roberto Díaz Sotolongo, ministro de Justicia. Allí se ofertan variados servicios como alquiler de autos, de fotografía, buffet, peluquería y manicura.
Igualmente abrieron sus puertas la pizzería El Louvre, frente al parque de La Libertad, y la farmacia La Central, con lo que el Poder Popular y numerosas empresas como la de Gastronomía y GARDIS impulsan el rescate y reanimación de la calle del Medio, el centro histórico y los alrededores del parque de La Libertad.

Cienfuegos.
También se terminaron la barbería-peluquería Él y Ella, el Centro Recreativo de O’Bourke, La Taberna y un centro insignia de la cultura culinaria local como La Laguna del Cura, luego de seis años cerrado.”

Hay que hacer patente lo indigno que resulta denominar obras sociales a los negocios diversos en que los oriundos no podrán entrar pues son destinados a los extranjeros, esta es la parte que más indigna a los cubanos, tanto da tener un hotel o posada en el centro del pueblo si no vas a poder acceder a ninguno de sus servicios.

Lo mismo da que se inauguren consultorios si los materiales van a desaparecer tras su inauguración y solo serán accesibles a los que manejen divisas. Las casas de ancianos y los comedores sociales dispensan una atención vergonzosa, la calidad de la alimentación y la cantidad no sería aceptada en Europa más que por los animales, en cualquier parte del mundo esta realidad sería causa de denuncia día y noche en los informativos.

Si los defensores de la revolución allende los mares conocieran estas realidades les resultaría imposible mantener su posición pues justo lo que pretenden defender, el presunto bienestar del pueblo cubano, es lo que la revolución ha devorado, el cuadro de "Saturno devorando a sus hijos" de Goya es una profecía de lo que Fidel Castro ha hecho con su pueblo.

Es hoy más necesario que nunca que la disidencia elija un Primus inter pares que exija la liberación de todos los presos políticos y de conciencia, la constitución de un gobierno de transición a la democracia que termine en unas elecciones libres plurales con sufragio universal.

La máxima prioridad de los cubanos debe consistir en una unión sin fisuras para impedir que Raúl Castro prolongue la fallida revolución, a la muerte de su hermano, mediante una dictadura verde olivo.


Tua res ágitur.
Se trata de tu interés.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com