cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Las barbas de la Revolución
01-01-2007, Oswaldo Yañez.

Cuando las barbas de Sadam vean pelar, echen los revolucionarios las suyas a remojar… En cumplimiento de la sentencia que le impuso el tribunal por la masacre de cientos de compatriotas utilizando armas químicas en respuesta a un atentado contra su persona, Sadam Husein ha muerto ahorcado en el mismo cadalso y con la misma cuerda que ajusticiaba a sus opositores.

Que corren malos tiempos para los dictadores es cosa conocida pero los últimos acontecimientos nos demuestran que no hay futuro para los represores de la libertad de su pueblo.

Milosevic, Stroessner, Pinochet y Sadam ya están enterrados pero a ello debemos añadir que tres presuntos responsables del genocidio ruandés fueron puestos a disposición judicial en el Reino Unido y la detención de Rodolfo Almirón Sena, excomisario presunto responsable de la triple A de Argentina, en España para ser extraditado a su país.

Pede poena claudo. El castigo sigue al crimen con pie incierto

Todos estos acontecimientos deberían hacer reflexionar desde el primer ministro al último soldado y policía que apoyan a la revolución cubana, ninguno puede estar completamente seguro de que en un futuro próximo no será encausado por los delitos cometidos en nombre de la revolución.

No hay nadie a salvo, desde el corrupto patrullero que hace la vista gorda a las infracciones cometidas cobrando, los policías que ejercen de factotum de pingueros y jineteras compartiendo los beneficios de la prostitución, los aduaneros que requisan indebidamente, los custodios de los hoteles que cambian por dólares la entrada de cubanos que nunca debió ser prohibida, los funcionarios que requieren chavitos para tramitar cualquier expediente, los médicos que no visitan si no son remunerados , los altos funcionarios que negocian convenios a cambio de un ingreso en cuenta, los que reparten viviendas a voluntad de los que les sobornan, los fiscales que extravían expedientes a cambio de dinero, los segurosos que torturan a voluntad, los encargados de las prisiones que negocian con la comida de los presos, los funcionarios encargados de la reeducación de los penados que abusan sin límite de los que no quieren renunciar a sus principios, los soldados y oficiales que fusilaron sin piedad y quienes impartieron las órdenes, todos son susceptibles de ser comprados con dinero o favores y estos delitos pudieran ser enjuiciados en un futuro.

Absolutamente todos se justificarán diciendo que lo hacen porque no tienen otra salida, tanto si es el régimen quien los impulsa a cometer estos delitos como si es el sistema el que los empuja para poder resolver, creo que ha llegado el momento de que sean ellos mismos los que alcen su voz para que la revolución sea enterrada con su Comandante en Jefe.

Si señores, es el momento de vestir de Blanco, de no cooperar con la dictadura, sea esta del partido o de los herederos de Castro, de decir basta, de pedir la libertad que les ha sido hurtada por un visionario que es incapaz de ver la viga en su ojo y que lleva toda su vida denunciando la paja en el ojo ajeno.

Patere legem quam ipse fecisti. Sufre la ley que tú mismo hiciste.

La mayoría de los cubanos están de acuerdo en la necesidad de cambios, unos lo dicen ya abiertamente, otros no se atreven a hacerlo todavía, pero si
Raúl Castro y sus compadres no son capaces de valorar esta inquietud, en su justa medida, se arriesgan a acabar como Sadam Husein , este mero hecho debería bastar para que idearan una estrategia de salida que condujera a su propia salvación y a la del pueblo cubano pues si solo intentan salvarse ellos, apoyados en sus fusiles, puede que se encuentren que la ley que ellos promulgaron sea la que los condene.

Ya hay muchos prebostes del partido que fraguan alianzas, incluso por casamientos, con los que se tiene previsto que ocupen puestos de poder que les permitan continuar disfrutando de las prebendas que el partido ofrece y que son uno de los motivos por los que el sistema fallido no reconoce su muerte.

Deben tener la certidumbre que si no ayudan a la salvación del pueblo y este llega a conseguir la libertad en un sistema democrático sin su ayuda, no serán perdonados por las atrocidades cometidas, a pesar de todo, quien tenga las manos manchadas de sangre no escapará al brazo de la ley en una Cuba Democrática por lo que los represores que tienen todavía limpias sus manos deberían mantenerlas así por su propia conveniencia.

Los oficiales, suboficiales y soldados que cumplen las órdenes de los cobardes, que no serían capaces de realizarlas en persona, deben también nadar y guardar la ropa pues es más que habitual que la cadena se rompa por el eslabón más débil y en este caso son ellos los que lo personifican.

Todos ellos deberían empezar a asumir que la ruindad de su trabajo no merece que continúen con él por lo que es necesario que comiencen a respetar los derechos de los cubanos y muy especialmente de los injustamente encarcelados, el mayor enemigo que tiene la revolución son ellos mismos pues la violencia no es aceptada, ni por los más acérrimos defensores de la revolución, fuera de Cuba, por lo menos de los que están en su sano juicio.

Los atropellos del régimen a los derechos humanos y la restricción de las libertades del pueblo son cada vez más conocidos en el exterior y que el sistema tiene los días contados es una verdad asumida en el exterior antes que en el interior de la Mayor de las Antillas pero no por ello deja de ser una verdad inmutable.

Salus populi suprema lex esto.
Que la salud del pueblo sea la suprema ley.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com