cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
LA MADRE DE TODOS LOS EMBARGOS
20-12-2006, Oswaldo Yañez.

Vaclav Havel ha puesto el dedo en la llaga, si se estableciera un consenso para no realizar viajes de turismo a la Mayor de las Antillas el gobierno cubano se vería obligado a cambiar de postura pues, si la campaña tuviera éxito, tendría consecuencias demoledoras en toda Cuba.


Cuba entera se iría alca, alca, al carajo, como diría el ínclito Chávez.

Permítanme que haga mía la frase que le salió del alma a una abuela con tres nietos que tuvo oportunidad de oír al irredento bolivariano, cuando escuchó que le había mandado chocolate a Castro exclamó a viva voz: “mándaselo a los niños ca...”

Cuando la sabiduría popular habla por boca de la experiencia hasta los más sabios callan y quien conoce los barrios que rodean el antiguo enclave de San Cristóbal de La Habana sabe lo que significa media libra de chocolate venezolano, para un niño, un tesoro. En cuanto a las conversaciones telefónicas del enfermo, sabemos que existen máquinas perfectas para tal fin, solo hacen falta unas grabaciones y un buen informático que haga hablar al ordenador a voluntad, creo que estas son parecidas a los paseos nocturnos.

Tuve oportunidad de leer a Hugo J. Byrne y cometeré la osadía de contestarle a alguna de sus reflexiones. Yo les afirmo con rotundidad que ninguna de las personas que rodean al comandante podría negar sin cometer perjurio que el oxígeno de la botella es indispensable para él, que lo tienen monitorizado y que la situación de gravedad es extrema, no hay cabida para la relajación en su entorno, aunque para enterarme de estas cosas ha hecho falta la ayuda de Dios y algún milagro.

También les digo que han sido consultados embalsamadores con la mayor discreción, independientemente de si de deciden mostrarlo o no para la eternidad, como a Lenin, su padecimiento causaría un gran deterioro tras la muerte efectiva y sería necesario prepararlo para que aguantara, al menos, hasta los funerales que pretenden ser de un fasto nunca conocido. El traje de madera ya está preparado y no creo que el entorno de Castro prepare ataúdes todos los días y en castrolandia estamos tan acostumbrados a convivir con el engaño que lo reconocemos sin necesidad de mirar al que lo entona.

Volviendo al asunto del titular debemos decir que el señor Havel refirió con posterioridad, “yo no he dicho tal cosa”, acaso sin querer queriendo ha puesto sobre el tapete una estrategia a considerar seriamente, llegados a este punto cabría preguntarse si los cubanos aceptarían esta postura y cuan efectiva puede ser.

La respuesta a la pregunta no es simple, quien está preparando el hatillo guardando todos los chavitos que consigue del turismo probablemente se opondría a la medida, la mayoría solo piensa en como poder marcharse, algunos estiman que el oriente cubano quedaría en la mitad de población cuando el enfermo se vaya definitivamente.

Los que no viven de los recursos turísticos y no contemplan como solución la inmigración, probablemente estarían de acuerdo con la medida, solo si esta significara cambios a corto plazo que produjeran el bienestar necesario para que el resolver no sea una tragedia diaria.

Pero como en la Mayor de las Antillas solo sobreviven los paranoicos, serían pocos los dispuestos a dar su opinión en público, no se atreverían siquiera a debatir la medida.

Campañas como el “yo no coopero” son llevadas más en silencio que públicamente pues el asumirla como propia significa la salida del sistema revolucionario la praxis y la necesidad se imponen sobre los más íntimos deseos.

A pesar de todo el blanco se ve cada día más o acaso es que me fijo más en el color, no lo se, quiero pensar que quien lo lleva tiene en su interior las mismas ansias de libertad que mi persona. Desde España nos llegan dos consensos, uno político que devendrá en una Posición Común Española para Cuba y otra de la unión de fuerzas disidentes que significó el nacimiento de Comité Coordinador para la Libertad de Cuba, son noticias excelentes que podrían tener una rúbrica de oro si la disidencia en la isla fuera capaz de elegir un Primus inter pares y actuaran en consenso para conseguir la libertad de los injustamente encarcelados y promover una Cuba Libre y Democrática.

El asunto del posible embargo podría cocinarse en los foros internacionales pero debido a los intereses comerciales de países como China, Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Rusia, Italia y España no se llegaría a ningún acuerdo, la inacción ha sido la estrategia de la comunidad internacional por largo tiempo, haciendo oídos sordos a los llamados desesperados de los presos políticos y la disidencia pacífica, solo en la era de Internet se ha podido conocer el trabajo de los periodistas independientes con el eco que merecen sus esfuerzos y la dureza de la represión del régimen castrista.

La estrategia de Fidel Castro de gritar invasión e injerencia en cuanto alguien reclama para Cuba, la libertad y democracia que merece, ha sido hasta ahora efectiva. No entiendo que Castro haya sido capaz de mangonear en África e Iberoamérica cuanto ha querido sin que nadie le acusara y que en cambio en relación a su país, quien hace una propuesta es descalificado, insultado y denostado por los panfletos de propaganda castrista, sin piedad y nadie les conteste como merecen.

Ya llegaron los americanos y sin fusiles, quien lo iba a decir, según sus palabras, los gobernantes no están preparados para asumir que la transición ya comenzó, la realidad es otra, tienen todos el mismo miedo a ser tronados que no serían capaces de decirles si, ni cuando les invitaran a un café.

Es lógico, si leen el panfleto oficial todos los días pueden entender que no cabría otra explicación viable para ellos que salir diciendo que derrotaron a los americanos, nada de acuerdos ni sones de otro tipo, los empecinados revolucionarios prefieren la dictadura verde olivo a un acuerdo, deben poner el cebo para que piquen los peces pero su estrategia es difícil que surta efecto, los americanos llevan 48 años esperando esta oportunidad y no la perderán cambiando un dictador por otro, ni la comunidad cubano americana se lo permitiría, ni ellos lo aceptarían por todo el petróleo del mundo, quien manda en EEUU comprende que la Libertad de Cuba no tiene precio .

Ante este claro enroque por orden de los militares que desgobiernan la Isla, si se le planteara al embajador cubano en la ONU que hay posibilidad de que se debata una propuesta de desaconsejar los viajes turísticos a la Isla si no se dan los pasos necesarios para la implantación de una democracia real en la Mayor de las Antillas, el temblor que le entrarían a las estrellas de Raúl Castro sacudiría la caspa de todos los elementos del Partido Comunista Cubano y de los que visten el temido verde olivo.

No sería necesario que hubiera resolución alguna en cualquiera de los foros internacionales, bastaría con que hubiera la financiación necesaria para promover una campaña en los países que lideran el flujo turístico hacia la Isla para que el golpe hiriera de muerte a la revolución cubana.

El desconocimiento de la auténtica situación en Cuba por parte del turista es legendario, la inmensa mayoría no sabe la dramática situación que ocultan los circuitos turísticos y los pocos que son capaces de romper el itinerario impuesto para enterarse de primera mano o no vuelven o se convierten en entusiastas contrarrevolucionarios, los más intentan salvar por lo menos a un cubano-a, es muy comprensible que cualquier persona de buen corazón no le guste apoyar un sistema que produce tamaño sufrimiento en su pueblo. Por mucho que Manuel Marrero se empeñe en negarlo u ocultarlo, para lo que está la vista no hace falta candil.

“Si quieres libertad para el pueblo cubano no visites Cuba”, un eslogan similar a este tocaría los bolsillos de la gerontocracia castrista lo necesario para que ellos mismos removieran el cotarro para encontrar una solución.

Si se dieran estos factores, podrían contribuir al fin del fallido sistema revolucionario, pero nada haría falta si fueran los mismos dirigentes los que promovieran los cambios necesarios para liderar la transición a una democracia efectiva.

Si Raúl Castro no quiere hacerlo, lo tiene fácil, aduciendo motivos de salud podría emigrar a las Islas Canarias con su nieto dejando a otros la responsabilidad de liquidar el sistema revolucionario.

El retiro dulce es preferible a que le remuevan sus propios compañeros de armas por la fuerza, el hermanísimo no debe olvidar que cuando la bolsa está llena, amigos no han de faltar, pero si la jaba está vacía, no atenderán a sus llamadas.

 

Aures habent et non audient.
Tienen oídos pero no oyen.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com