cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 24-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

Avísame cuando estes lista


09-02-2010, Alfonso, Paulino

Colaboraciones/ Bodas en suspenso

Cubamatinal/Anoche vi en vivo al presidente Barack Obama dirigirse, no al mundo, sino esta vez a los Estados Unidos. Igual hizo hace 77 años, también en sus primeros 100 días, Franklin D. Roosevelt, con análoga situación económica, sin comparar épocas y posición mundial. Increíble.


Por Paulino Alfonso

La Habana, 8 de febrero /PD/ Los primeros 100 días de Barack Obama en el cargo han estado marcados por un esfuerzo sobrehumano por salvar a los Estados Unidos de una segura debacle.

Una legislación de salud, joya de su campaña, en vista del poder de los intereses médicos en EE.UU, apoyados por una oposición republicana polarizada y miope, que no ve mas allá de la Casa Blanca, se quedará en una solución de compromiso que sólo llegará a 9,8 millones de los 43 que la necesitan.

Un desempleo, que casi iguala al de 1929, miles de bancos y financieras en procesos de quiebra, solo salvados por una inyección sin precedente del gobierno que aumenta la enorme deuda interna ( para los legos) y que convierte a cada norteamericano en deudor hasta hoy de US$120,000 per cápita.

Más de un millón de familias que han perdido sus hogares por el desplome de estas instituciones, los precios al consumidor por debajo del costo, la eterna crisis energética, creada no por los jeques árabes, sino por las grandes distribuidoras occidentales.

Los competidores, encabezados por China, Rusia e India, le quitan diariamente todo los mercados de materia prima y destinos de sus productos, y así impiden a los Estados Unidos producir y exportar los propios, lo que equivale a generar empleos, base fundamental de la riqueza de cualquier país (excepto Cuba).

El obsoleto subsidio a la agricultura para evitar excesos de producción, que no toma en cuenta que sus actuales competidores, con un esquema de producción agropecuaria ineficaz, son al cierre del 2008, el 47% de la población mundial y que con precios equitativos serian seguros compradores del 50% de la producción alimentaria norteamericana.

Esas son a grandes rasgos las dificultades enumeradas anoche por el Presidente Obama en su discurso. No solo las enfrenta el partido demócrata, sino los Estados Unidos, republicanos incluidos.

A mi criterio, una reconversión de su modelo financiero y una política basada en la producción y la exportación devolvería a Norteamérica el papel preponderante que ganó en la primera mitad del pasado siglo. Es una tarea titánica, pero realizable.

Hasta aquí lo serio. En lo adelante, el sarcasmo vodevilesco.

Existen en el Gobierno norteamericano, cabilderos de Castro (el de verdad) que con la regularidad de un Rolex promocionan el “enorme beneficio” que representaría para esta administración el levantamiento del embargo contra Cuba.

Desde el pasado jueves están en Cuba, los otros cabilderos, es decir, los “representantes.” de la emigración cubana, que vienen a la mesa del anfitrión y patrón para cumplir con su salario espurio. Y qué mejor intento que tupir los oídos del desinformado pueblo cubano con promesas de médico de feria tales como lo cerca que está el feliz acontecimiento del fin del embargo.

Todo lo que prometió Obama a los cubanos lo cumplió, pero dejó bien claro a Castro (el de verdad) que la política es un compromiso entre partes y que si quería mejorar las relaciones, como dijo su mensajero y Segundo Secretario, tenía que empezar por mejorar el funesto record anti-democrático que padece Cuba y que están a punto de alcanzar los venezolanos sino despiertan a tiempo de la embriaguez chavista.

Así las cosas, el mensaje de Obama a Castro (el de verdad) es parecido al que dicen los impacientes novios a sus estrenadas esposas en la noche de bodas: Avísame cuando estés lista.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com