cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

Los peligros de Pánfilo


13-12-2009, Luís Cino

Opinión/ Ópticas


Cubamatinal/ A Pánfilo, intereses opuestos lo convirtieron en héroe. Ahora que es famoso y precisamente por eso, corre peligro. Ser pobre, alcohólico y negro en La Habana es bastante riesgoso de por sí. Dígame usted si además de eso, sale a menudo por la televisión de Miami, exige “jama” en Internet, insulta a los gobernantes cubanos y es solicitado por la prensa extranjera. Pero digan lo que digan, a casi nadie le importan los peligros de Pánfilo.


La Habana, 10 de diciembre /PD/ Pánfilo tiene para sus inventores la ventaja de no ser un disidente. Los disidentes tradicionales ya no gustan a los que apuestan por estrategias de alto calibre (que por demás nadie entiende) para el cambio. Cualquier cosa es preferible antes que la oposición interna o los periodistas independientes. Sólo que leer los posts de algunos blogueros requiere cierta capacidad intelectual, a todos no les gusta el rap de Los Aldeanos y Gorki Águila es demasiado mal hablado y su punk-rock extremadamente ruidoso.

Con Pánfilo todo es más sencillo. No está ideologizado y no tiene proyectos de futuro para el país. Su mensaje, grotescamente primario, no hay que razonar para entenderlo. Por añadidura, lo de Pánfilo y la jama resultó cómico para algunos desaprensivos y hasta sirvió para ¿componer? un reguetón.

Pánfilo sería inocuo si el gobierno lograra el milagro de vencer el marabú, hacer eficiente la agricultura y producir más alimentos. Pero este no es tiempo de milagros. You Tube y cierto sector del exilio creyeron ver un filón político e hicieron de Pánfilo un ciber-disidente famoso. El régimen, con su paranoia y su torpeza represiva, lo convirtió en héroe. En realidad, es sólo otra víctima más de las deprimentes circunstancias nacionales.

Pánfilo sólo puso su rostro, su voz carrasposa y sus muecas de borracho consuetudinario a lo que dicen millares de cubanos, con tragos o sin ellos, a cualquier hora, en cualquier lugar de la isla. Sólo que como tienen miedo a la policía y sus chivatos, no lo gritan ante una cámara de video. Tampoco hay periodistas extranjeros por los alrededores dispuestos a anunciar que Cuba está al borde de una explosión social.

Arturo pudo ser Pánfilo. Es un alcohólico de mi barrio que cuando se emborracha (que es casi a diario) despotrica a gritos en plena calle contra el gobierno y los gobernantes. Varias veces ha estado preso por desorden, escándalo público, desacato y esa fascista figura delictiva que es “la peligrosidad social”. Pero Arturo no es famoso. Vive en Parcelación Moderna y no en la calle Tercera de El Vedado. Arroyo Naranjo es demasiado pobre y violento para que deambulen por acá periodistas extranjeros. Sacar una cámara en la calle es, más que una imprudencia, un disparate. Además, Pánfilo, un seudónimo que recuerda a una de las tres ardillitas de David Seville, es un nombre mucho más sonoro y rotundo para una estrella mediática que Arturo.

A sólo unas horas del 10 de diciembre, aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, me preocupa que pueda ocurrir con Pánfilo si se toma “unos buches” y pasa por el Parque Villalón. El doctor Darsy Ferrer desde la prisión de Valle Grande convocó a una marcha para ese día en ese parque de El Vedado. Lo hace desde hace años y siempre es invariablemente reprimido por la policía política y sus porristas. Pánfilo vive cerca del parque. Es uno de los escenarios habituales de sus borracheras. Ojala no se le ocurra pasar por allí. Lo digo no sólo por la suerte que pueda correr. Si encarcelan o golpean a Pánfilo, entonces pocos se acordarán de que Darsy Ferrer es víctima de una emboscada jurídica o de que el periodista y escritor Ricardo González Alfonso, precisamente el 10 de diciembre, concluye un ayuno en la prisión Combinado del Este para demandar que las autoridades reconozcan y liberen a todos los presos de conciencia.

Todos los involucrados en el estrellato de Pánfilo debieran sentir bochorno. Pero eso sería pedir demasiado en un torneo donde vale todo. Cualquier cosa. Mientras unos esperan la próxima borrachera para ver qué pueden aprovechar para la propaganda anti-castrista, los otros se aprestan a explicar a quienes los quieran escuchar, que sólo tipos como Pánfilo integran la disidencia interna: marginales, vagos, alcohólicos, borrachos y locos. En definitiva, parece que últimamente ese argumento le conviene a muchos, tanto por el Versalles como por el Departamento 21 de la Seguridad del Estado. Por ambos lugares, creen saber como utilizar oportunamente y luego poner en su sitio a los que para ellos son sólo una cosa: la chusma.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com