cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email

Arquímedes,las bañeras y el socialismo


15-11-2009, Domínguez, Víctor Manuel

Colaboraciones/ El manicomio nacional

 

Cubamatinal/ Si el sabio griego Arquímedes hubiera nacido en la Venezuela de Chávez y no en la Siracusa del Rey Herión II, en vez de gritar ¡Eureka! (la encontré), aún correría en cueros por las riberas del Orinoco para salvar el pellejo.


La Habana, noviembre /PD/Eso de pasarse horas y horas zambullidlo en el agua de una bañera para descubrir la ley fundamental de la hidrostática, entre otros malos pasos en el derroche de fluidos, le hubiera costado una condena a muerte en los estados de Aragua, Carabobo y Cojedes, por mucha mecánica que inventara y sin importar el nivel de palancas que tuviera.

O tal vez, gracias a su elevada guanajería y mediante un gesto de buena voluntad del mandatario venezolano, lo hubieran catapultado desde un cerro en Caracas a vivir de por vida bajo el chorro perpetuo de la cascada El Salto del Ángel

En estos tiempos en que la falta de agua obliga a millones de peces a subirse a los árboles y a nadar en arena mientras ríos y mares desaparecen, no hubiera sido fácil para un bolivariano perdonarle la vida a un tipo tan derrochador del preciado líquido.

Y menos ahora cuando Hugo Chávez, “El Aseado”, descubrió que para darse un baño a cuerpo de rey o de vasallos con tres minutos basta: uno para echarse agua, otro para enjabonarse, y el tercero para quedar más limpio que un cerdo y tan oloroso como una mofeta.

Un verdadero socialista debe oler a cuero, a sudor, a pólvora mojada. ¡A chiva prieta! El exceso de aseo agrieta la integridad de los hombres y la piel de las mujeres. Nada de jacuzzis o bañeras en el reino de un mundo que acumula tanta mugre.

Por eso, más temprano que tarde, y orgullosos del hedor a petróleo y arepa bolivarianos, miles de chavistas en las calles y cerros de Caracas gritarán jubilosos; ¡No al derroche de agua! ¡No al baño de más de tres minutos! ¡Con un litro de agua basta! ¡A bañarse al río!, y cantarán el Himno Nacional.

Pero en Cuba nunca han fructificado los Arquímedes. Al menos, desde el triunfo de la revolución en 1959. Las 106 bañeras que sobrevivieron a la nacionalización en el país, fueron repartidas a partes iguales entre las instalaciones para dirigentes del Partido y en los hoteles donde se alojan turistas extranjeros.

El pueblo no conoce ni le interesan esos baños de césares y mesalinas. Al ser desmanteladas las instalaciones hidrosanitarias de la mayoría de las viviendas en el país, el cubano se acostumbró a bañarse con un cubo de agua y una latica. Y no siempre, pues en muchas ocasiones y por culpa del bloqueo se han pasado hasta un mes sin recibir el agua programada para un ciclo.

No obstante, el pueblo se prepara. Todos esperan que la Asamblea Nacional del Poder Popular anuncie la entrada en vigor de un Decreto Ley que proclame la obligatoriedad de bañarse en tres minutos, aunque para ello haga falta un programa Universidad para Todos, donde se enseñe como multiplicar la velocidad del modelo “latica en mano” sin que caiga una gota de agua fuera del cubo.

Mientras tanto, las seis viviendas que aún conservan lavamanos en el país promocionan en los anuncios de la televisión cubana que para lavarse las ídem sólo se precisa de 15 segundos. Y si es así para las manos, asegura un pueblo tan culto y “des-rrochador” (pues no tiene qué), de seguro ahorita anuncian 8 para los pies, 5 para las orejas y 3 para los ojos.

Los cabellos y las partes pudendas de hombres y mujeres se podrán lavar a fondo sólo una vez al mes. El Programa de Ahorro y Uso Racional de Agua (PAURA) que se promociona cada día por la televisión cubana, así lo establece. Quienes incumplan el plan de 3 minutos para el baño y violen los segundos establecidos para cada zona del cuerpo, tendrán que ir a bañarse al río Quibú, donde casi todos los microbios, desechos y olores perros del mundo suelen coincidir.

Eso se los aseguro yo, Nefasto “El derrochador.”


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com