cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Oaxaca, diversidad y encanto.
07-12-2006, Eloy A González.

Muchas noticias hoy vienen con la palabra Oaxaca. Hay casi una expresión de crispación y consternación cuando nos remontamos a este nombre que trae crónicas actuales de ruina y muerte; estas crónicas se originan en una tierra para la cual se han utilizado términos tan amplios como: hechizo y encanto.
El Estado de Oaxaca está situado al sureste de la República Mexicana, limita al norte con los estados de Veracruz y Puebla, al Este con Chiapas, al Oeste con Guerrero y al Sur con el Océano Pacifico. El nombre de Oaxaca viene del Nahuatl Huayacac, cuyas raíces son Huaxin (guaje) y Yacalt (cima o nariz, punta o principio, traducido como la nariz o punta de los guajes). Siendo más específicos, su nombre se deriva de Huaxyácac, (la cima de los guajes, una especie de acacias; de huaxín, guajes y yacatl, cima.
La Ciudad de Oaxaca, nombrada Oaxaca de Juárez,- siendo así porque en éste estado mexicano nació el Benemérito de las Américas: Don Benito Juárez. La ciudad fue constituida como tal por Carlos V en el año de 1532. Actualmente su población es de 244,727 habitantes y en todo el estado viven 3'224,270 personas.

En realidad lo interesante de esta región o estado,- que forma parte de la nación mexicana-, es que tanto el centro histórico de la ciudad capital del estado, Oaxaca, como Monte Albán cerca de la capital, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pero su interés cultural descansa en la diversidad de culturas y lenguas de la región en su conjunto.
En estas tierras convergen los pueblos zopotecos y mixtecos junto a otros catorces grupos étnicos a los que se agregaron los españoles. Unión de culturas, lenguas e historia que han hecho de Oaxaca una región diversa. La diversidad le añade una riqueza sin par.

A 9 Km. de la Ciudad de Oaxaca de Juárez se encuentra Monte Albán considerado el centro ceremonial más importante de la cultura zapoteca. Fundada aproximadamente 500 años A.C. floreció hasta 750 D.C. La plaza principal, con sus edificios cívicos y ceremoniales, correspondió al corazón de la ciudad y fue probable sede de un gran mercado y de las diversas festividades celebradas en la región.

Posteriormente fue ocupada por los mixtecos antes del arribo de los españoles. En su momento de máximo esplendor, Monte Albán ocupaba una superficie de 40 Km. cuadrados y contaba con una población aproximada de 40,000 habitantes.

Cuando apenas comenzaba para Occidente la era cristiana , Monte Albán podía considerarse como un centro cultural de primer orden, una ciudad habitada por sabios, guerreros, astrónomos y agricultores que regía los destinos de las gentes de las nubes, más tarde conocidas, en lengua náhuatl, como zapotecas. Los zapotecas creían que el mundo estaba gobernado por una fuerza suprema sin principio ni fin, incognoscible y todopoderosa.

Al declive de la cultura zapoteca siguió el auge de la mixteca, desplazada a su vez, por el empuje de los aztecas, sin que ninguna llegara a extinguirse por completo. Cuando los españoles llegaron a Oaxaca se encontraron con un mosaico de culturas extendido sobre un territorio agreste y habitado por pueblos cuya vida venía dada por el cumplimiento de sus ritos y tradiciones.
El escenario más apropiado para lucir y observar, enseñar y compartir, se encuentra en las fiestas que tienen lugar en la región.

En Oaxaca se observan todas las festividades, pero la más importante es la fiesta mayor de Oaxaca, la Guelaguetza, es la forma institucional de la reciprocidad. Los dos primeros lunes posteriores al 16 de julio, representantes de cada comunidad celebran en Oaxaca una fiesta cuyo nombre significa: regalo u ofrenda mutua. Se muestran signos y claves de la tradición prehispánica y adorna con músicas y bailes el momento de compartir las cosechas y actividades de cada región: ejemplares de piñas, mangos, sarapes, cestos, bebidas, panes y café llueven sobre los asistentes como símbolo de la disposición general a compartir, intercambiar y sobrevivir unidos. Tal vez un equivalente de un día de Acción de Gracias.

El lugar por excelencia del intercambio es el mercado. Siendo como es un espacio dedicado a la relación entre las gentes, es junto a la religión el punto de encuentro, es así que los mercados se suceden y se multiplican y en tanto el cronista los describe de esta forma: “Domingo en Tlacolula, lunes en Miahuatlán, martes en Ayoquezco, miércoles en Etla y Zimatlán, jueves en Ejutla y Zaachila, viernes en Ocotlán, sábado en Oaxaca. Los puestos se alinean y organizan por gremios, costumbres, familias o simples azares. Mujeres envueltas en sus prodigiosos huipiles gobiernan la mayoría de los puestos, dedicados a vender, cada uno, por lo general, una sola gama de productos, de modo que hace falta recorrer todo el mercado para obtener una completa representación del mundo”.

Con el propósito de escribir esta nota , he caminado por el Zócalo y andando con paso contrariado por las calles de esta ciudad de encanto, he observado con detenimiento todo el entorno del atrayente Monte Albán mediante un viaje virtual que la magia de Internet me han proporcionado.

Pero sobre todo me alegra saber que junto a ustedes, amables lectores, nos hemos asomado a la grandeza de una región mexicana que supera todas las expectativas. Hemos dejado a un lado las noticias perturbadoras y desalentadoras de la destrucción y el odio, que se han establecido en la ciudad capital de este estado y que han alcanzado a arruinar parte del Patrimonio cultural de la ciudad. Es lamentable.

Debemos de rescatar el cuidado por Oaxaca, poder honrar allí al Benemérito de las Américas y disfrutar de su diversidad cultural. Validar su pluralidad de ideas,- esa que debe existir sin menoscabo del derecho-, y caminar por sus calles superando los temores. Llegar a sentir el susurro del viento cuando andemos por la plaza principal de Monte Albán, tal vez llegue a ser un sueño realizable´.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com