cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 27-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
De lo cotidiano: Vuelven los apagones
30-05-2009, Sinue Escolarte

Cubamatinal/ El pueblo cubano ha sido tristemente fraccionado en su concepto social. Desde el mismo comienzo de la revolución, la política e ideología del gobierno ha pretendido y finalmente conseguido, crear un estado confusional que no deja tener un criterio social propio, de esta forma resulta fácil imponerle el que mas le conviene sin percibirlo, pudiendo hablar en su nombre sin que se note que no fue consultado previamente.

El idioma empleado en los discursos, cargado de frases que van desde lo ridículo hasta lo vulgar, simple y repetitivo, hace que la voz del verdadero pueblo sea sustituida, utilizada su presencia y el silencio obligado, para mentirle o modificar el verdadero deseo popular, que nunca ha podido ser expresado libremente, por no existir los medios, ni la suficiente representatividad, al no autorizarse partidos políticos con ideas de trabajo y criterios diferentes, o sencillamente, crear uno con la ideología que se desee, por muy insignificante que pueda parecer. No es lógico hablar de libertad sin ofenderla, cuando no se admite que exista todas las tendencias que quiera el pueblo, imponiendo uno solo y una sola conducta política exclusiva, absoluta, que emulsifica el criterio del gentío, para solapadamente poder sustituirlo por el suyo, garantizando la pasividad y la obediencia.

La génesis de la vulgaridad y el analfabetismo político parten de ahí. Un partido perfecto, toma medidas irrefutables y hace cosas sin tacha, pues no tiene con quien compararse, quien detracte de el, ni quien discrepe o se oponga. Los errores no pueden ser vistos ni nadie se los señalará. Eso precisamente es lo que buscan.

Pero modestamente deben encontrarse defectos para tener critica, entonces, el propio partido escoge el mas beneficioso para superarlo a su conveniencia, para convertirlo en un triunfo, aunque hubiera costado bien caro.
Este fue el caso de la revolución energética, genial idea que borró de un solo plumazo, 47 años de descontrol, despilfarro, de irresponsabilidad y negligencia, de indolencia y escasez, de sufrimiento.

Bien conocido por los cubanos es que durante todos estos años, la mayoría sufrimos como una muestra de la igualdad que promulga el estado, largos y constantes apagones en mucha de nuestras viviendas, en las que además de haber un altísimo nivel de hacinamiento, la alta temperatura contribuyó a disfrutar el húmedo calor del trópico, mezclado con el humo del escuálido y sucio mechón, combinado con los gases emitidos por la cocina de keroseno, enrareciendo el ambiente en la semi penumbra. Así ¨¨vivimos¨¨ muchísimos años.

Municipios enteros en apagón por ¡hasta 16 horas!, con falsos programas de horarios que no se cumplían, al ser violados por no se sabe quien. El pueblo tiró botellas y rompió vidrieras, aparecieron carteles, peligro.
De pronto, como por arte de magia, la feliz idea o el descubrimiento de que ahorrar, es igual a tener una gran reserva de petróleo y que se resolvería el problema por esta vía, el mismo que durante mucho tiempo nos hizo llorar de impotencia.

No era entonces el bloqueo el principal culpable, ahora no era conveniente que ocupara ese lugar, se necesitaba convertir el error, el daño, en una victoria, para que la brillante idea del comandante fuera la solución haciendo que se olvidaran todos esos años de tortura. El pueblo lo sintió como un genio devenido en santo, en salvador de los pobres y de los humildes, por eso esa vez, no fue el bloqueo el principal culpable para que creciera su imagen de redentor.

Fueron cambiados casi a la fuerza y sin reembolso alguno, aquellos obsoletos equipos que una vez tuvimos el privilegio de adquirir, por que la primera figura se dio cuenta como nadie, que resulta mas barato ¨¨modernizarlos¨¨ y así obtener ahorro de electricidad y por su puesto, de combustible, vendiéndole a precios no alcanzables para el obrero, refrigeradores, ventiladores, lavadoras, cocinas eléctricas, etcétera. Nos aseguró que no tendríamos apagones nunca mas, confirmando que era, El Hombre Mas Bueno Del Mundo y el mas virtuoso de todos los cubanos nacidos y por nacer. Se favorecieron 11 millones de personas, de los cuales mas de la mitad no han iniciado tramite alguno para pagarlos, sumándose al inmenso numero de delincuentes-honrados que viven en este país ¿quien ha logrado antes algo así? A una tribu de esclavos que es en lo que nos han convertido, no es difícil producirle ese efecto.

Otra tortura, otra espera, otra dependencia que lejos está aun de concretarse, para corroborar la desigualdad que generan estos sistemas, pero que cuando es recibida, provoca la misma exclamación de alegría que el pollo que nos toca cuando llega a la carnicería. Alegría que se convierte en agradecimiento, en amor. Cuanta manipulación, cuanto juego con la inteligencia emocional de la masa que fragmentada y sin visión, ve en estos gestos no el sacrificio de soportar, sino el beneficio de ¨¨recibir¨¨. Por este lado ahorrábamos pero por el otro...

Se adquirieron a precios desconocidos por el pueblo, grupos electrógenos que solo utilizan países bien desarrollados con economía y tesoros elevados por ser altos consumidores, para demostrar que el régimen piensa y se preocupa por nosotros. En tantisimos años, solo se repararon o remendaron las fuentes de energía que teníamos y ahora de momento, se compraron carisimos grupos electrógenos para que el gentío se sienta feliz. Ahí estaba Venezuela para garantizarnos todo el petróleo que necesitáramos a cambio de mano de obra barata.

Ya están los equipos, pero ahora el combustible comenzó a hacer agua de nuevo anunciado por Venezuela, que tampoco puede mantener el tren de despilfarro que lleva. Lentamente se inician los preparativos para que la capital cubana se vaya adaptando a la oscuridad, mientras para el interior ni explicaciones. Ya se están practicando los famosos apagones. No hay manera de avanzar.

Ahora la culpa es de la crisis económica mundial de la que nuestro sistema debía estar exenta si para eso hemos sacrificado 50 años de nuestras infructuosas vidas, para ser independientes y solventes en el socialismo, el mejor y mas justo de los modelos. Medio siglo de lucha y no solo no hemos superado la pobreza. Por el contrario, cada vez aumenta mas. El anuncio actual de que en este 2009, perderemos 1,000 millones de dólares y que creceremos económicamente en solo un 2% y no en un 6,5% como se había augurado este año, nos induce lo peor. Las sombras y el hambre agudizadas.

Pero ¿donde esta la verdad, por que se adquirieron urgentemente los grupos electrógenos? Los apagones estaban consiguiendo lo que no lograba el hambre ni las necesidades, que el pueblo viera, que pensara, que despertara, que despejara la confusión y se reunieran los conceptos para alcanzar aquel criterio social único que se había perdido y acabar así con el fraccionamiento de las ideas, que no les permite entender ni exigir. A esto le teme tanto el régimen como a la información que pueda llegar de fuera. Ya no somos los mismos, una parte de la muchedumbre ha abandonado ese estatus y desea gobernarse.

El pueblo en su mayoría logrará recuperar su categoría y unir sus pensamientos, para tener un consenso social propio, que aumente su inteligencia emocional listo para saber de lo que es capaz, perdiendo el miedo, para expresarse libremente y no permitir que hablen mas en su nombre. Está a punto de ocurrir y veremos claramente entonces, que El Hombre Mas bueno Del Mundo, fue solo un triste y cruel espejismo.

 

 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com