cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 29-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Pues entonces no te conozco
17-04-2009, Fariñas, Guillermo

Cubamatinal/CP/ Ya la huelga de hambre del señor presidente de Bolivia Evo Morales Ayma es historia, en la misma se solicitaba al Senado de su país que aprobara la Ley Electoral Transitoria. Ese indio que llegó a ser el primer mandatario de ese inmenso altiplano que es su patria, tenga o no razón ya no se morirá por falta de alimentos.

Sus adversarios en la Cámara Alta del congreso boliviano exigían a Evo, que se hiciera para las próximas elecciones un nuevo Padrón Electoral, cuestión a la que Morales Ayma accedió. Aunque los medios de (Des) información dentro de la isla repiten que el presidente fue quien ganó, lo cierto es que ambas partes triunfaron.

A nadie en el marco de la izquierda de América Latina se le ocurrió tildar de demente a Evo Morales. Tampoco el gobierno castrista expresó opinión alguna respecto a que Morales Ayma o cualquiera de sus varios miles de seguidores en la realización del ayuno de alimentos sólidos estuviera loco.

Esto nos da la medida que las huelgas de hambre son métodos extremos para alcanzar de un modo pacífico objetivos políticos o sociales. En la convulsa y dinámica situación de este mundo Evo Morales no fue el primero ni tampoco será el último, en usar este procedimiento para tratar de obtener sus fines.

Con el ayuno de alimentos sólidos sus ejecutores tratan de llamar la atención tanto de la opinión pública nacional e internacional, desde una posición de víctima con respecto a quienes se les exigen. El público espectador aunque no lo desee tiende a solidarizarse con aquel que no come y pone en peligro su vida.

Las cotidianas Reflexiones del compañero Fidel han mostrado una gran preocupación por la huelga de hambre de Evo Morales y sus partidarios, ahí están las tituladas: “Noticias de Bolivia”, “Noticias de Chávez y Evo”, “La Revolución boliviana y la conducta de Cuba” y “La victoria inevitable de Evo”.

Algún no avezado observador de la realidad cubana actual consideraría que el Dr. Fidel Castro Ruz es, sin tener en cuenta sus posturas ideológico-políticas, un sentimental humanista preocupado por el prójimo. Uno de esos seres humanos que casi nada se quieren así mismos y viven para el bien de sus semejantes.

Pero la vida nos demuestra que esto no es precisamente así, porque en Cuba donde vive Fidel Castro se lleva a cabo otro ayuno por opositores al castrismo y el señor Castro Ruz no le ha dedicado ni unas líneas. La indiferencia es tal que respecto a esta huelga de hambre que solo se hablar y escribe de ella en el extranjero.

Desde el 17 de febrero del 2009, en la municipalidad de Placetas, provincia de Villa Clara, un quinteto de disidentes no violentos pide los que consideran sus derechos al régimen castrista. Al igual que lo hizo Evo Morales los ayunantes ponen sus vidas en juego por sus ideales y convicciones.

Los ayunantes son Jorge Luís García Pérez (Antúnez), su esposa Iris Tamara Pérez Aguilera, Diosiris Santana Pérez, Ernesto Mederos Arrozarena y Carlos Michael Morales Rodríguez. Ellos quieren una vivienda digna para cada cubano, que cesen las golpizas dentro de las prisiones y que no sean maltratados los opositores pacíficos.

Sin embargo, la práctica ha demostrado con creces, que no es lo mismo ejecutar una huelga de hambre en una sociedad democrática, que hacerlo en una antidemocrática. En la democrática el reclamante es tenido en cuenta y el respeto caracteriza a sus adversarios, quienes ante todo consideran que reclamas un derecho.

Por el contrario en un contexto social carente de democracia tus antagonistas no te consideran y por lo general tienden a desprestigiar a aquel que demanda sus derechos. Una de las justificaciones más manidas y usadas por aquellos con almas totalitarias frente a una huelga de hambre, es que él o los huelguistas están chiflados.

Fidel Castro va mucho más allá, el ahora “Compañero Fidel” se lanza a escribir sobre un ayuno en la lejana Bolivia, mientras ignora completamente una abstinencia a menos de 300 kilómetros de La Habana. Este acto inhumano y frío por parte del tótem del socialismo en el Tercer Mundo lo desenmascara ante el mundo.

Mientras Evo Morales y sus adeptos políticos tenían plena libertad para llevar a cabo acciones de resistencia cívica en la convulsa Bolivia, los Ayunantes de Placetas están cercados por las tropas del fidelismo. No es casual que estén allí desplegados los forzudos de la Brigada Especial Nacional de la Policía Nacional Revolucionaria.

No olvidar que el racismo es genético en la familia Castro Ruz, por eso el ego no escrutable de Fidel dice: “Mejor me preocupo por la vida de un indio procomunista, que por la muerte de un negro anticomunista, Evo es mi aliado y sobre él yo si hablo, pero respecto a ese Antúnez, ese es mi enemigo, pues entonces no lo conozco”.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com