cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
¿Debe Levantarse el Embargo a Cuba?
07-04-2009, Corzo, Humberto (Bert)

Cubamatinal/ En este artículo analizo las proposiciones erróneas de levantar el embargo a Cuba respondiendo a cada una de las consideraciones específicas de los que apoyan el fin del mismo.

“Fidel Castro y los Derechos Humanos”, libro publicado por la “Editora Política” del régimen cubano en 1988, afirma en el preámbulo que este refleja el pensamiento filosófico de Fidel Castro. El libro es sin dudas un “Yo me acuso”, donde Castro afirma: “A las dictaduras hay que imponerles restricciones financieras, económicas y materiales, para que no se enraícen largos años….Medidas diplomáticas y morales no funcionan contra las dictaduras, porque estas se burlan de los Gobiernos y de los pueblos”. La comunidad internacional debe aplicar sanciones efectivas diplomáticas y comerciales sin más dilaciones y subterfugios. Que mejor justificación del embargo que sus propias palabras.

Eventos Sobresalientes del Embargo Económico

La administración de Eisenhower estableció un embargo comercial parcial contra Cuba el 19 de octubre de 1960, prohibiendo las exportaciones de los Estados Unidos exceptuando alimentos, medicinas y suministros médicos, y permitiendo las importaciones cubanas, incluyendo el azúcar. El embargo total (descrito por el régimen de Castro como “bloqueo"), fue promulgado por Orden Ejecutiva del Presidente Kennedy el 7 de febrero de 1962, exceptuando la venta no-subvencionada de alimentos y de medicinas, en respuesta a la expropiación sin compensación por el régimen castrista de las propiedades de ciudadanos y corporaciones de los Estados Unidos. Las restricciones de los viajes a Cuba fueron impuestas el 8 de febrero de 1963 después de la Crisis de los Misiles. El Presidente Jimmy Carter eliminó la prohibición de los viajes a Cuba el 19 de marzo de 1977, y en enero 1, 1979, se les permitió a los cubano-americanos viajar a Cuba. La Administración del Presidente Reagan restableció la prohibición de los viajes en abril 19, 1982.

The Cuban Democracy Act, promulgada en octubre 23 de 1992, durante la administración del Presidente George Bush, prohíbe a las filiales de empresas de comercio de Estados Unidos con sede en el extranjero de comerciar con Cuba, no obstante permite a las empresas norteamericanas y a sus filiales la venta de medicamentos y equipos médicos, y la donación de alimentos a Cuba. La Cuban Liberty and Democratic Solidarity Act (Helms-Burton) fue promulgada en marzo 12 de1996 en respuesta a la crisis desatada por aviones de combate cubanos que derribaron dos avionetas, operadas por Hermanos al Rescate, fuera del espacio aéreo cubano. Una sección de la ley permite demandar en Estados Unidos aquellas compañías extranjeras que hacen uso de propiedades anteriormente poseídas por ciudadanos estadounidenses expropiadas por el gobierno cubano, y niega entrada en los Estados Unidos a representantes de tales compañías extranjeras. Desde su promulgación esta sección de la ley no ha sido aplicada.

El Presidente Bill Clinton firmó la “Trade Sanctions Reform and Export Enhancement Act” en octubre del 2000, que permite la venta de productos agrícolas y médicos a Cuba. En el 2004 la administración del Presidente W. Bush reforzó las restricciones sobre el envío de remesas en efectivo, paquetes de regalos, y viajes de los cubano-americanos a Cuba. El proyecto de presupuesto aprobado por el Senado en marzo 10 de 2009, bajo la administración del presidente Obama, revierte las restricciones de viajes a Cuba impuestas en el 2004.

Efecto del Embargo

El gobierno de los Estados Unidos siempre ha eximido del embargo los medicamentos y suministros humanitarios al pueblo cubano, siempre y cuando dicha ayuda sea distribuida por organizaciones independientes no gubernamentales (ONG} como la Iglesia Católica y organizaciones internacionales como los Pastores por la Paz.

Desde 1992 EU ha aprobado 36 de 38 solicitudes de licencia para ventas comerciales de medicinas y equipos médicos a Cuba. Durante el período comprendido entre 1993 y 1996, EU ha autorizado más de $150 millones en asistencia humanitaria, mayor que la ayuda exterior mundial total recibida por Cuba en esos años. Esta cantidad no incluye los millones de dólares en medicamentos enviados a Cuba en forma de "paquetes" por familiares que viven en los EU. [1]

En el año 2000 el Departamento de Comercio aprobó la exportación a Cuba de aproximadamente $550 millones en medicinas, equipo médico, remesas de dinero, paquetes de regalo y alimentos (las remesas de dinero y los paquetes de regalo representan aproximadamente el 75% de la cantidad total).

El embargo del gobierno norteamericano ha tenido poco efecto en la economía cubana, ya que solo representa el 5% del comercio de Cuba con el resto del mundo. El embargo solo afecta las compañías norteamericanas y sus subsidiarias. El resto de las naciones, 180 desde la última encuesta en el 2007, son libres de comercial con Cuba y lo están haciendo, como lo demuestran las importaciones que sobrepasaron los $13,780 millones en el 2007 [2]. De facto, no hay tal embargo pues en el año 2000 el Congreso norteamericano levantó la prohibición a la venta de productos agrícolas y medicinas a Cuba, permitiendo a la tiranía castrista comprar todo lo que necesite pagando en efectivo.
"Cuba no comprará ni una aspirina, ni un grano de arroz. Han puesto un montón de restricciones (al permiso de venta de alimentos y medicinas incluido en la modificación) que la hacen humillante para el país, pero además la hacen imposible en la práctica", dijo Castro en la manifestación llevada a cabo el 18 de octubre de 2000 frente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos para protestar el proyecto de ley sancionado por el Senado norteamericano que levanta la prohibición a la venta de productos agrícolas y medicinas.

Desde diciembre del 2001 hasta diciembre del 2008, el régimen castrista ha firmado contratos por más de $3,200 millones con compañías norteamericanas para la compra de sus productos. El Foreign Trade Statistics of the U.S. Census Bureau [3], basado en los datos de los productos transportados, ha estimado la exportación de productos de EU a Cuba en $447.5 millones durante el 2007 y $717.9 millones en el 2008. Estas cifras incluyen solamente el precio de los productos. La Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba ubicó a los Estados Unidos como quinto socio comercial de Cuba con $581.8 millones en importaciones en el 2007 (estas cifras incluyen costos de transporte y transacciones bancarias). [4]

¿Cómo es posible que el quinto socio comercial y el mayor proveedor de alimentos mantenga un embargo sobre Cuba? Las mentiras de los agentes castristas imitan la técnica propagandista de Joseph Goebbels, “Una mentira repetida mil veces se convierte eventualmente en verdad”, o esta otra “Cuanto más grande sea la mentira, más gente se lo creerá”

Las remesas del exilio en el 2007 han sido estimadas en $1,000 millones y en $240 millones las donaciones humanitarias enviadas a través de las ONG. Los $1,000 millones enviados por los exilados a Cuba, sumado a los $240 millones en donaciones humanitarias, los $3,700 millones en exportaciones de la Isla, los $2,240 millones en turismo, y los $5,660 millones en servicios profesionales en asistencia médica, educación y deportes, empresas mixtas en el extranjero, fármacos y entrenamiento de estudiantes extranjeros, equivalen a $12,840 millones de ingresos durante el año 2007. Las remesas y donaciones humanitarias representan el 9.7% del ingreso bruto anual de Cuba.

Lo que la tiranía castrista realmente desea son préstamos y líneas de crédito garantizado por el Departamento del Tesoro de E. U., ya que no tiene dinero en efectivo para pagar los intereses de las líneas de crédito para importar mercaderías. La Comunidad Europea ha rescindido el crédito al régimen castrista por incumplimiento en el pago de $500 millones en préstamos. El “rescate” financiero de Cuba por los Estados Unidos a través de préstamos y líneas de crédito no serán pagados y los contribuyentes norteamericanos serán los que los que han de pagar las deudas, como sucede en la actualidad con los contribuyentes españoles, venezolanos, argentinos, canadienses y de otras nacionalidades.

Desde 1961 hasta 1990, Cuba recibió unos $4,000 millones al año en subsidios de la Unión Soviética. Durante esos años los recursos dedicados a la construcción de viviendas y la infraestructura fueron mínimos. El transporte público no se mejoro, ni se suprimió la tarjeta de racionamiento. El nivel de vida de la población declinó. Cada día existe en Cuba más desigualdad social e inclusive racial. El programa de desarrollo de las Naciones Unidas colocó a Cuba en el año 2001 en el penúltimo lugar de pobreza entre los países de América Latina. Todos esos miles de millones de dólares que llegaron a las manos de Castro no beneficiaron en nada al pueblo cubano. Simplemente fueron usados para reforzar el poder de Fidel Castro, pagar el costo de las guerras en África, la subversión contra los gobiernos democráticos de América Latina, y la creación del aparato represivo del Ministerio del Interior.
.
La infusión de préstamos de los Estados Unidos sólo reemplazaría el subsidio soviético que Castro ya no recibe, retrasando la transición del pueblo cubano hacia la democracia y garantizando décadas adicionales de opresión y miseria. La tiranía castrista mira hacia el día cuando el desproporcionado tamaño del aparato militar y el masivo servicio represivo de la seguridad sean mantenidos a expensas del gobierno de los Estados Unidos.

El efecto del embargo sobre Cuba ha cumplido parcialmente sus objetivos al impedir que el régimen obtenga préstamos y líneas de crédito que le permitiría financiar su permanencia en el poder y evitar el crecimiento del endeudamiento de Cuba sin beneficio para la población. En la actualidad la deuda del régimen cubano asciende a $22,000 millones con los antiguos países del campo socialista, $29,700 millones con la Unión Europea [5], y otros $8,000 millones a Japón, Venezuela, Argentina y otros países. Esto equivale a una asombrosa deuda de $60,000 millones.

Desde 1992 Castro no paga la deuda externa y por consiguiente no ha podido obtener más créditos de dichos países. Solamente queda un país al que Castro no le debe (exceptuando la confiscación de las propiedades americanas que es una de las razones principales por lo que el embargo fue establecido), y del que pudiera obtener créditos, los Estados Unidos.

Si en los últimos dieciocho años, la infusión de miles de millones de dólares de la Comunidad Europea, Latinoamérica, Japón, Canadá, etc. no ha llegado a las manos del pueblo cubano, ni los millones de turistas que han visitado la Isla han podido influenciar la apertura política y económica del régimen castrista, ¿Quién puede mantener la ilusión que el turismo y comercio con los Estados Unidos pueda lograrlo?

Según las propias palabras de Castro “en Cuba no se hará ningún cambio con o sin bloqueo”, y el 16 de junio de 2002, en un “referéndum sin alternativa”, se pidieron unas modificaciones constitucionales que consagrarían al régimen socialista cubano como ''intocable'' y “eterno”. El Parlamento títere cubano aprobó las modificaciones constitucionales que consagran al régimen socialista como "irrevocable”. Como podemos ver el levantamiento del embargo no será la so1ución del drama que sufre el pueblo cubano.

Apoyo del Embargo

Entre los disidentes de las agrupaciones dentro de Cuba que trabajan por el respeto a los Derechos Humanos y los cambios pacíficos hacia la democracia y la justicia social, y que apoyan el embargo se destacan los siguientes:

El doctor Oscar Elías Biscet, presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos (FLDH), que cumplió una condena de tres años por actos de protestas en defensa de los derechos humanos, fue encarcelado de nuevo el seis de diciembre de 2002, 36 días después de ser puesto en libertad y condenado en abril 10de 2003 a 25 años de cárcel por supuestamente haber violado la ley No. 88 de protección de la independencia nacional y la economía de Cuba. En mayo del 2000, después de la lectura del documento en respuesta a las declaraciones del senador Dodd [6], respondiendo a una de las preguntas de los periodistas dijo que, “El embargo es una de las armas de la lucha cívica no violenta”. La réplica del FLDH a lo dicho por el senador Dodd de “Ha llegado el momento de levantar las sanciones contra Cuba”, fue la siguiente "El levantamiento del embargo debe ser condicionado al respeto de los derechos humanos, a la libertad de los presos políticos, la aceptación del multipartidismo y elecciones libres y democráticas. Esto es cuestión de principios, no de negocios". El informe concluye diciendo: "Sabemos que podemos ser encarcelados con penas de hasta 20 años según la Ley 88 (Mordaza), pero es preferible sufrir y mantener nuestro decoro que vivir abrazados a las injusticias por cobardía".

La economista Martha Beatriz Roque Cabello del Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna (GTDI), tiene un largo historial en la lucha por la defensa de los derechos humanos y la libertad de Cuba. Martha Beatriz fue una de los autores del documento "La Patria es de Todos", y por escribir éste histórico documento cumplió 19 meses en prisión. Martha Beatriz, que fue condenada a 20 años de privación de libertad por el delito de expresar sus ideas y desear el bienestar del pueblo cubano, es la única mujer sancionada entre los 75 opositores, intelectuales y periodistas independientes juzgados en procesos sumarios efectuados en abril de 2003. Martha Beatriz fue galardonada en el 2002 con el premio 'Heinz R. Pagels de Derechos Humanos para Científicos', otorgado por la Academia de las Ciencias de Nueva York.

En su excelente análisis de la economía cubana publicado en la Revista Hispano Cubana, No. 14 [7]escribe “Antes de la desaparición de la URSS, en Cuba no se hablaba ni siquiera del embargo pero ahora se ha convertido en un asunto de vida o muerte para el régimen, ya que sólo los flujos financieros procedentes de Estados Unidos, al abrirse posibilidades de créditos, el turismo que venga de esa nación y el incremento de las remesas familiares, le permitiría afrontar la desesperada situación en que ha sumergido al país”. En un artículo del Wall Street Journal [8] dice “El estado ha fallado en redistribuir los recursos de una manera equitativa y ha creado una situación de desigualdad muy grave. El crecimiento económico requiere inversiones extranjeras, pero las posibilidades de importantes inversiones extranjeras son mínimas debido a las condiciones creadas por el dominio del estado. Cuando uno comprende el gran impacto que tiene la política del sistema hacia las inversiones y el comercio, es muy fácil ver que la influencia del embargo en la pobreza de Cuba es mínima”.

Hablando en la Habana en noviembre del 2002 durante la primera sesión de la Asamblea Popular, Castro descartó cualquier posibilidad de éxito de la oposición. El dijo: "No hay oposición porque están como peces en una pecera sin agua, no hay oxígeno para la contrarrevolución y lo habrá cada vez menos".

Levantamiento del Embargo

El estado de bancarrota de la economía cubana es responsabilidad solamente del régimen castrista. Bajo este sistema la economía seguirá deteriorándose paulatinamente sin esperanzas de mejoría. La economía está estrechamente vinculada al desarrollo social y al nivel de vida de la población cubana, lo que hace muy difícil el mejoramiento de los mismos bajo dicho régimen.

Los problemas de Cuba no se deben al embargo norteamericano, sino a la corrupción e ineficacia de un sistema que es contrario a la propiedad privada y la libre empresa. Estas, y no otras, son las verdaderas razones de dichos problemas.

El levantamiento del embargo y las restricciones de viajes a Cuba sin reformas significativas resultara en:

1. Garantizar la continuación de las actuales estructuras totalitarias

2. Fortalecer las empresas estatales, ya que el dinero fluiría hacia los negocios propiedad del gobierno cubano.

3. Conducir a una mayor represión y control pues Castro y la clase dirigente temerían que la influencia de Estados Unidos subvirtiera la revolución.

4. Retrasar en vez de acelerar la transición hacia la democracia en la Isla

Los pasos necesarios que deben adoptarse por el gobierno cubano con el objeto de eliminar las sanciones comerciales y de viaje entre los dos países deben ser:

1. Los partidos políticos de oposición deben de tener la libertad de organizarse, reunirse y expresarse, y tener acceso a los medios de comunicación. Los prisioneros políticos deben ser liberados y se les ha de permitir la participación.

2. Las organizaciones de derechos humanos deben tener la libertad de visitar Cuba con objeto de garantizar que las condiciones para elecciones libres sean creadas.

3. Eliminar el “apartheid turístico,” donde gran numero de hoteles, centros turísticos, playas y restaurantes no permite la entrada al cubano de a pie, y el “apartheid médico” en ciertos hospitales que están debidamente equipados y no carecen de nada, y que son reservados para la nomenclatura, la élite del partido, y los extranjeros que pagan en dólares.

Después de todo, fue el embargo de los Estados Unidos y la Unión Europea, no las inversiones, lo que contribuyó a poner fin al apartheid en Sudáfrica.

Referencias:

[1] “The U.S. Embargo and Health Care in Cuba: Myth Versus Reality”, U.S. Department of State, Office of the Spokesman, May 14, 1997- http://secretary.state.gov/www/briefings/statements/970514.html

[2] “Cuba says U.S. climbs to 5th leading trade partner”, REUTERS, August 14, 2008-
http://www.signonsandiego.com/news/world/20080814-1131-cuba-usa-trade.html

[3] U.S. Census Bureau, Foreign Trade Statistics, Trade in Goods with Cuba-
http://www.census.gov/foreign-trade/balance/c2390.html#2007

[4] Cuba's National Statistics Office, Anuario Estadístico de Cuba 2007, http://www.one.cu/

[5] “Paris Club of creditor discloses IOU list”, Fox News, November 26, 2008-http://www.foxnews.com/wires/2008Nov26/0,4670,EUParisClubDebtorList,00.html

[6] “Severa réplica al senador Dodd”, por Ángel Pablo Polanco, Cooperativa de Periodistas Independientes, La Habana, 11 de mayo del 2000 – http://64.21.33.164/CNews/y99/may99/12a6.htm

[7] “TRES TRISTES TRIMESTRES”, Martha Beatriz Roque Cabello, Revista Hispano Cubana, No. 14. - http://www.revistahc.com/

[8] “A Cuban Economist Calls For Less Official Meddling”, Marta Beatriz Roque, Wall Street Journal, November 24, 2000. - http://www.lanuevacuba.com


*Humberto (Bert) Corzo nació en Cuba. Graduado de La Universidad de La Habana con el título de Ingeniero Civil en 1962. Desde su arribo a los Estados Unidos en 1969 como exiliado se estableció en Los Ángeles, California, obteniendo la registración como Profesional Engineer en 1972. Cuenta con más de 45 años de experiencia en la rama de la Ingeniería Estructural. Miembro de la American Society of Civil Engineers y la Cuban-American Association of Civil Engineers.


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com