cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 28-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Las dictaduras. ¿Una experiencia necesaria?
21-02-2009, Nelson Núñez Dorta

Cubamatinal/ El resurgimiento de regímenes de corte dictatorial en América Latina parecería una regresión histórica, sin embargo pudiera ser una vuelta en la espiral ascendente del desarrollo de las sociedades.

Ahora son agrupaciones llamadas de izquierda y movimientos sociales, los que aúpan y mantienen estos nuevos mesías, dando un ejemplo de su incapacidad de funcionar verdaderamente como organizaciones estructuradas y cohesionadas, si no lo hacen alrededor de una figura central, que se erige en único interprete y realizador de sus ideales.

Las dictaduras nunca serán de izquierda o derecha, el mensaje de sus líderes es siempre el más conveniente a sus intereses no existe ideología o esta se pone en función de los objetivos del caudillo. Lo más acertado seria decir que siempre son verticales, el poder emana de la cúpula y baja hasta la masa por una red muy bien organizada, para hacer cumplir sin objeciones los mandatos del “líder”, pues la represión, que se mimetiza y se logra de muy diversas formas, será el arma preferida ante cualquier intento de acción independiente.

El desgaste de la vieja política latinoamericana con sus tradicionales partidos, que en la mayoría de los casos no han resuelto, las grandes desigualdades sociales así como la corrupción, que incremento día a día la desconfianza popular en esas instituciones, han sido el caldo de cultivo perfecto, para que estas nuevas figuras oportunistas, aprovechándose del juego democrático, formen sus movimientos populistas y arremetan contra todo. Así justificando la necesidad de cambios, con argumentos muy convincentes y persuasivos, logran el objetivo de instalarse en el poder, la democracia les brinda también a ellos esa posibilidad, que después se empeñan en abolir, negándosela a otros y van por el mundo “refundando naciones” acorde más que todo a sus propios intereses de poder, aunque el discurso pueda ser emotivo, cautivante, lleno de promesas y compromisos con la sociedad.

El mas reciente ejemplo es el del presidente Hugo Chávez, un militar de profesión, que cumplió prisión por su un fallido intento de golpe de estado, pero al final no fue condenado y una vez liberado se introdujo en el juego democrático que lo llevo al poder, dedicándose primero que todo a demoler las viejas estructuras, que le impedían un mando absoluto y centralizado y posteriormente a obtener la posibilidad de perpetuarse como figura imprescindible para las realizaciones de su proyecto de gobierno personal.

En una campaña relámpago desde el poder, con todas las garantías y posibilidades que esto le brinda ha logrado su objetivo. El primero en felicitarlo, fue el mas beneficiado por su éxito, el anciano dictador Cubano, quien no ocultó su gran preocupación por una posible derrota.

La victoria en las urnas de Chávez, que contó con un inmenso aparato de propaganda y presión política, puesto a sus servicios, ha demostrado que el apoyo a su régimen, no es como se empeñan en hacer ver los discursos y la propaganda oficial, el de una aplastante mayoría, las cifras demuestran que el país está realmente dividido y su presidente se empecina aun mas en polarizarlo y generar la intolerancia política para justificar el control y la necesaria represión a sus opositores.

Esta victoria al parecer está estimulando intenciones reeleccionistas de sus amigos como el presidente Boliviano, quien también considera que dentro de su movimiento no existe un relevo confiable o debidamente capacitado para darle continuidad a “su proyecto” en próximas elecciones.

Parecería necesario para algunos pueblos de América y sus políticos el revivir nuevamente como etapa de su desarrollo experiencias dictatoriales, para comprender unos: que este no es el verdadero camino de la libertad, la decencia y la justicia social y los otros: que se debe gobernar mucho mejor.

Los pueblos sufren y se agotan también con las dictaduras, aun las que logran brindarles algunos resultados beneficiosos, pues la falta de libertades, el control de las realizaciones personales y la represión de las ideas, intenta convertirlos en una manada obediente, algo que aunque en la mayoría de los casos aparenten aceptar, por la represión, el miedo o el oportunismo; es internamente rechazado, pues va en contra de la esencia misma del ser humano.

Las dictaduras conocedoras de esta cualidad, impiden de cualquier forma la libre expresión de la voluntad popular.

En Cuba: la patria de todos los cubanos, hoy se viven los últimos tiempos de la más férrea y antigua dictadura latinoamericana, que ha mantenido por más de 50 años la voluntad de un hombre, por encima de la voluntad de un pueblo. Castro llego al poder por un movimiento revolucionario, con un indiscutible apoyo popular, que vio en las promesas del solapado tirano la restauración de una república, de libertades y derechos, con jóvenes políticos honrados , sin más compromiso que la verdad y sin aspiraciones totalitarias, como el mismo se encargo de hacer creer.

Castro también se beneficio en su vida y aun en la dictadura de Fulgencio Batista de libertades, derechos y leyes que el posteriormente pisoteo. Cuando leemos su famoso alegato en el juicio del Moncada, si lo damos por cierto, independientemente del programa y las promesas incumplidas, nos resulta sorprendente que aquel joven abogado pudiese hablar por tanto tiempo sin ser interrumpido utilizando expresiones, calificativos y haciendo denuncias ante un tribunal con absoluta libertad. Después de su asenso al poder este derecho fue eliminado para siempre a los opositores cubanos, pues dentro de las largas mas condenas a prisión están precisamente las que se deben a las libertades de expresión.

La población cubana está cansada y como el hijo temeroso del padre autoritario escucha y calla, pero crece dentro si la rebeldía y se niega a seguir ciegamente los dictados del padre, poniendo en crisis su autoridad con mayor frecuencia y reclamando su independencia cada día con menos temor. Una vez concluida esta larga y traumática experiencia para una nación, lo mas seguro es que se implementen las leyes y medidas necesarias para nunca más dejar espacios a la posibilidad de una nueva dictadura.

Esta es la amarga experiencia, que parecería un proceso necesario en algunas de nuestras hermanas naciones, claro que hoy resultaría imposible, que se rompieran los records de permanencia de la dictadura cubana, todo lo contrario, si se cumplen, como nunca se atrevió cumplir Fidel Castro, los compromisos de someterse honradamente y limpiamente a la decisión del voto popular, los pueblos sacaran rápidamente del juego a estos pequeños Cesares. Seguramente ese será el camino que le indicara el pueblo venezolano a su actual presidente y declarado candidato para continuar en el poder en las elecciones del 2013.

José Martí nuestro mas alto pensador, escribió una frase en un artículo para la "Revista Universal" de México en el año 1876 que deseo citar: “La libertad es como el genio, una fuerza que brota de lo incognito; pero el genio como la libertad, se pierden sin la dirección del buen juicio, sin las lecciones de la experiencia, sin el pacifico ejercicio del criterio"


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com