cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 26-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Vivir en el pasado
05-02-2009, Jorge Olivera Castillo

Cubamatinal/Sindical Press*/ La revolución cubana le tiene fobia al futuro. Sólo en el pretérito encuentra su razón de ser, el ambiente ideal para continuar tejiendo una historia de imprecisiones y tentativas de excelencia. Es allí donde es posible la compra -a plazos- de los repuestos para mantener en marcha su maquinaria ideológica.

Los autócratas del socialismo insular no se dan por vencidos. Van a Moscú a escarbar entre el capitalismo de estado y una pluralidad política más figurativa que real. Saben que debajo de esas estructuras perdura la herencia de la hoz y el martillo.

Es allí donde pueden encontrar las piezas idóneas para mantener funcionando el sistema que crearon hace más de 50 años. Quizás sean otros los manuales, pero indudablemente, existe la voluntad para aunar esfuerzos e ir en pos de la innovación y el sentido de llegar a soluciones viables.

En el mercado de la geopolítica aparecen los paliativos y se vislumbra un nuevo capítulo de complicidades que podrían dar las claves para descubrir los primeros destellos de otra guerra fría.

A raíz de la recesión económica que afecta severamente a los principales países capitalistas, se activan resortes en función de remodelaciones estratégicas que faciliten el impulso y consolidación de un frente latinoamericano dominado por el pensamiento de izquierda y que de alguna manera le interesa a Moscú para compensar la merma de su influencia a partir de la desintegración de la URSS en 1991.

Cuba, como ya hizo en el pasado, accede a entrar en el juego con la intención de lograr ventajas económicas y también ampliar el rango de legitimidad política ante la comunidad internacional, al conseguir un tratamiento diferenciado de un país, comparativamente disminuido como potencia, pero que aún cuenta con mecanismos de poder nada despreciables.

Se hace difícil pensar en una reedición de la época en que la Unión Soviética enviaba a Cuba miles de millones de rublos anuales, en calidad de subsidios y modalidades de comercio muy favorables para la Isla. No obstante, en la condiciones actuales, el factor político entra a jugar una importancia extraordinaria en la consolidación de un equipo de gobierno que deberá afrontar una serie de desafíos para lo cual necesita respaldo y reconocimiento de países como China y Rusia.

Por supuesto que a ninguna de las dos naciones le conviene un cambio integral en Cuba, que incluya el tema económico, como el referido a los derechos civiles y políticos. Lo admisible, en todo caso, sería una discreta, gradual y limitada apertura en la economía bajo el mando único del partido comunista.

Una Cuba abierta al libre mercado, al pluripartidismo y al disfrute de otras libertades esenciales, se saldría del diseño que tienen en mente los dirigentes chinos y rusos.

El simbolismo de la revolución cubana sigue siendo para la izquierda internacional un detalle que no admite discusión de ningún tipo.

De acuerdo al desarrollo de los acontecimientos los votos definitivamente favorecieron a Rusia. En los cálculos de la nomenclatura insular Medvedev es más confiable que Hu Jintao. A fin de cuentas los fundamentos del socialismo cubano tienen más en común con Nikita Jruschov y Leonid Breznev que con Mao Tsé Tung y Deng Xiaoping.

Mirar al futuro desde La Habana es la manera más insensata de perder el tiempo. La visión es borrosa, indefinida, con mucho humo. No hay cambios en las imágenes.

Entre las penumbras, el rostro de Raúl Castro junto al de Vladimir Putin y Dimitri Medvedev, la guerra fría, la soberanía entregada, los cambios en el olvido, la miseria y los años pisoteando la paciencia. Ese es el futuro que se acerca para fundirse con el pasado. Ese terrible lugar donde permanecemos confinados a perpetuidad.

*Diseminado por Payo Libre


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com