cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 30-03-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
El voto hispano en el 2008
22-11-2006, Andrés Oppenheimer

¿Logrará el nombramiento del senador cubanoamericano Mel Martínez como presidente del Partido Republicano recuperar los votos hispanos perdidos por ese partido en las elecciones del 7 de noviembre? ¿O los votantes hispanos le dijeron ''Hasta la vista, baby'' al Partido Republicano por muchos años?

Antes de entrar en lo que Martínez intentará para tratar de frenar la estampida de votantes hispanos del partido de gobierno, convengamos en que será una tarea difícil. La retórica antiinmigrante de muchos candidatos republicanos en las recientes elecciones legislativas le costará muy caro al partido.

Según las encuestas de salida, los republicanos ganaron apenas el 27 por ciento del voto hispano en las elecciones legislativas del 7 de noviembre, un porcentaje pobrísimo comparado con el 42 por ciento del voto hispano que obtuvo el partido del Presidente Bush en el 2004.

Un 73 por ciento de los hispanos votaron por los demócratas en la elección de la semana pasada, entre otras cosas porque muchos de ellos estaban furiosos con las declaraciones de muchos republicanos sobre la inmigración, que en muchos casos parecían pintar a todos los hispanos como extranjeros potencialmente peligrosos.

Si la campaña presidencial del 2008 se vuelca hacia la publicidad negativa, como probablemente ocurrirá, los estrategas de la oposición tendrán más que suficiente material como para arremeter contra los republicanos en los medios hispanos.

Podrán producir un aviso de televisión, por ejemplo, que diga lo siguiente: ``¿Sabía usted que el 16 de diciembre del 2005, el Congreso aprobó un proyecto de ley republicano que convertiría a todos los inmigrantes indocumentados en delincuentes, y que hubiera permitido a la policía detener a los hispanos para interrogarlos tan sólo por su apariencia física? Si usted quiere evitar eso, vote Demócrata''.

(En rigor, el proyecto presentado por el congresista James Sensenbrenner (R-Wis) fue aprobado por 239 a 182 votos en la Cámara Baja, pero la medida no fue aprobada en el Senado).

O podrán producir un video del candidato Republicano, Randy Graf, un defensor de los vigilantes de la frontera ''Minutemen'', durante una marcha en contra de la inmigración ilegal en la que el se puso una chaqueta agujereada que le dio alguien de la multitud que le dijo que ''pertenecía a un inmigrante ilegal''. Según el diario The Christian Science Monitor, quien se la dio añadió en broma: ``Tiene un agujero de bala en la espalda''.

(De hecho, Graf fue derrotado el 7 de noviembre, como muchos otros republicanos de línea dura contra los inmigrantes indocumentados. Pero el hecho de que fue respaldado por la jerarquía del partido Republicano en su estado no se les olvidará fácilmente a los demócratas).

O podría hacer avisos negativos en torno al muro de 700 millas en la frontera con México del Presidente Bush, que sólo servirá para hacer que los inmigrantes crucen la frontera de 2,000 millas a través de áreas no protegidas, y mucho más peligrosas. Es probable que los demócratas lo presenten como una pérdida de $7,000 millones que los republicanos aprobaron para apaciguar a la derecha xenófoba.

(Para ser justos, el Presidente Bush había hecho campaña para una reforma inmigratoria integral, que permitiera también regularizar a millones de trabajadores indocumentados. Pero poco antes de las elecciones del 7 de noviembre, Bush cedió a las presiones de la línea dura de su partido y firmó la ley del muro, sin regularización alguna de los indocumentados).

¿Qué hará Martínez? El flamante líder del partido Republicano ha sugerido que tratará de encausar a su partido hacia una postura inmigratoria que no se centre únicamente en medidas policíacas. Y varios republicanos bien ubicados me dicen que tratará de hacer hincapié en temas que son importantes para los hispanos, como los valores familiares, educación y los programas para las pequeñas empresas.

Mi opinión: Bush nombró a un hispano prominente en la jefatura del partido republicano porque sabe que sin un 35 o 40 por ciento del voto hispano, el partido no ganará en el 2008. Se estima que los hispanos serán el 10 por ciento de todos los electores en Estados Unidos en el 2008, y la mayoría de los hispanos vive en California, Nueva York, Texas, Florida e Illinois, los estados con más votos en el colegio electoral.

Los republicanos podrían revertir la pérdida masiva de votantes hispanos si el nuevo Congreso aprueba una reforma migratoria que incluya la regularización de millones de indocumentados, y los republicanos la apoyan. Si eso sucede, el tema inmigratorio pasaría a segundo plano en la elección del 2008.

Pero si el Congreso no aprueba una ley que legalice a los indocumentados, o si muchos de los republicanos votan en contra, los hispanos no votarán por el Partido Republicano, aunque su nuevo presidente decidiera usar un sombrero mexicano y se pasara cantando Guantanamera durante los próximos dos años


*Columnista de The Miami Herald y de El Nuevo Herald. Fue miembro del equipo ganador del Premio Pulitzer en 1987, ganador del Premio Ortega y Gasset en 1993 y ganador del Premio Rey de España en 2001


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com