cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-05-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
La Habana es un mal ejemplo
22-11-2006, María Zaldívar

La angustiosa y paupérrima existencia de los sacrificados cubanos parece no tener fin. Ni la enfermedad de Fidel Castro les ha deparado una brisa de libertad y esperanzas. Su hermano Raúl representa la continuidad del régimen. Se aleja de la isla la posibilidad de alivio para sus pobladores. La persecución política sigue tan vigente como la pobreza extrema, el canje de prostitución por comida y la desvalorización del ser humano en grado superlativo.

La publicidad de una bebida internacionalmente famosa hizo popular la frase: "No sos inservible. Al menos servís de mal ejemplo". Y arranca una sonrisa siempre que no se la asocie con Cuba. Porque ese régimen que los mantiene presos es sinónimo de mal ejemplo. El mundo civilizado ha ido abandonando las prácticas autoritarias al tiempo que se incorpora a una convivencia global, hechos ambos que son frenéticamente negados en Cuba.

Por eso resulta una broma de mal gusto el reciente anuncio sobre que La Habana será sede de la "Feria Internacional del Libro" en febrero próximo, cuando es sabido el riguroso control que las autoridades ejercen para evitar la libre circulación de bibliografía y la expresa prohibición que pesa sobre un largo listado de autores que van desde Martí a Jorge Luís Borges, Václav Havel o Alexander Solzenitsen. Aristóteles es tan repudiado por el comunismo cubano como el resto de los clásicos y todos por la misma causa: el acceso al conocimiento hace hombres libres y en Cuba es imprescindible que la gente no aprenda a pensar para que no se rebele contra la última dictadura americana. Este año, el historiador argentino José Ignacio García Hamilton fue echado de la isla cuando llegó invitado a dictar algunas conferencias. El prestigioso escritor no pudo pasar del aeropuerto simplemente, porque es conocida su militancia contra las dictaduras.

El Movimiento de Bibliotecas Independientes de Cuba es otra respuesta a las dificultades que padece la población para informarse. Se trata de hombres comunes que ponen a disposición de sus vecinos los libros que poseen y se ha convertido en la vía de acceso a autores rechazados por el régimen. Al principio, las autoridades cubanas no dieron importancia al circuito que nacía en las casas, pero la rápida multiplicación de bibliotecarios independientes los hizo reaccionar y pronto se transformaron, también ellos, en perseguidos políticos.

Muchos países, las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales trabajan en favor de la población cubana, atrapada en un modelo político perverso. Entre esos esfuerzos humanitarios no figura el gobierno de Néstor Kirchner, que prefirió preservar sus buenas relaciones con el dictador Fidel Castro y suspender los reclamos por la libertad de la médica Hilda Molina, madre de un ciudadano argentino a la que se le niega el derecho a salir de la isla. Argentina ha resignado levantar su voz en defensa de la libertad y también calla frente a la persecución política y al maltrato de los disidentes porque, en el fondo de su filosofía política, para la actual administración –peronista al fin- la libertad tampoco es un valor superior. Casi casi como en la Cuba de Fidel.


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com