cubamatinal.com| |
Cuba y su Realidad Social 23-04-2017

Portada
Noticias
Deportes
Breves
Video Blog
Cuba-Org.
Politicas
Reportajes
Actividades
Colaboraciones
Buscador
Cartas
Suscribase
   Enviar por Email
Argumentum baculinum, nuestra historia hecha a fuerza del terror
21-11-2006, Oswaldo Yañez.

Desde hace cincuenta años los cubanos que hoy nos desgobiernan han aplicado el “argumentum baculinum”, la razón de la fuerza, en vez de “amor patricae in radice charitates fundatur”, el amor al país se basa en la caridad como su raíz, cada día desde sus panfletos de adoctrinamiento denuncian la paja en el ojo ajeno mientras se muestran incapaces de eliminar la viga repleta de telarañas del suyo.

Muchos no lo han vivido y otros solo saben lo que la dictadura quiso darles a conocer pero que los revolucionarios cubanos impusieron el terror como doctrina para la consecución del objetivo del derrocamiento del régimen de Batista y luego intentaron exportar su modelo a toda iberoamérica es un hecho histórico demostrado.

La desinformación de la que hacía gala la revista Bohemia en los años cincuenta tiene buena parte de culpa de los cien mil muertos que ha provocado el Régimen de Castro y uno de sus editores, cuando echo un vistazo a su obra, decidió que el suicidio era su única salida, otra muerte en vano, debió purgar su culpa, en vida, fundando un nuevo medio en el que mediante la búsqueda de la verdad pudiera haber dado voz a todos los cubanos que fueron silenciados por las leyes revolucionarias de bomba, pistola y fusil.

En la foto que publicó Bohemia en septiembre del 1957 pudimos contemplar a Odón Álvarez de la Campa Sotolongo con las dos manos amputadas y el cuerpo cuajado de heridas al explotarle la bomba que manipulaba en el barrio de Santos Suárez , una víctima más de la violencia sin sentido que recorría en aquellos tiempos la mayor de las Antillas.

Odón era en 1959 el representante elegido por los sindicatos bancarios en La Habana, corría 1960 cuando proclamaba “traidor o héroe” en el manifiesto que firmó como promotor de la Universidad Popular junto a nombres como Ricardo Alarcón, Carlos Olivares, Lionel Soto y Rene Anillo. Después de una gira por iberoamérica para promulgar la revolución cubana ejerció en Paris labores diplomáticas y después de que un compañero de embajada se convirtiera en informante de la CIA y fuera condenado por ello a 20 años de prisión, decidió, a la sombra de la Torre Eiffel, desertar en marzo del 1965 y no me cabe duda de que en su decisión influyó decisivamente el terror que le inspiraban sus compañeros revolucionarios.


Han pasado más de 41 años y el terror envuelve la sociedad cubana de cabo a rabo, desde el más humilde trabajador o agricultor hasta algunos de los más poderosos generales.

Las fotos de los resultados de aplicar la fórmula del terror para conservar el poder nos son hoy hurtadas pues sería un milagro que alguien pudiera conseguir fotos de las celdas de aislamiento de los penales castristas, para la imagen del régimen sería desastroso que un enviado de cruz roja grabara unos minutos a cualquiera de los presos políticos o periodistas independientes encarcelados, tanto miedo hay que a Guillermo Fariñas se le deniega el permiso para recoger un premio alegando que su estado físico puede servir de manipulación para la propaganda contrarrevolucionaria.

La verdad es que, mal que les pene, cada vez es más público y notorio que los cubanos viven atados y amordazados, que su nivel de vida es paupérrimo y que la revolución es un fiasco en todos los campos, que solo se mantiene porque el Terror tiene agarrada por el cuello a la Libertad con una mano y un machete en la otra.

Muchos periodistas independientes, grupos de activistas y disidentes denuncian a diario esta situación y se encuentran ante la tremenda falla de los intereses político-económicos de unos pocos países que siguen inyectando oxígeno a presión a un moribundo y no me refiero a Fidel Castro, me refiero al régimen del terror.

Los seguimientos, vigilancias, coacciones y amenazas ya no son ocultados a consecuencia del descubrimiento de la Operación Coco Rojo, la prudencia se ha convertido en urgencia con desastrosas consecuencias para los periodistas, disidentes y activistas.

Desde ilustres foros algunos periodistas opinan que los cubanos quieren dólares, bien, yo les digo que lo que los cubanos quieren es la libertad de poder ganarlos con el sudor de su frente sin que los metan en la cárcel, ni más ni menos, poder meterse en la cama con la tranquilidad de haber resuelto el día para su familia sin que nadie lo intente tronar por ello, las cosas más sencillas son las más valoradas por quien no tiene nada.

Otro día les comentaré en detalle mi conversación, fue muy jugosa, pero baste decir que compartí un roncito con un par de militares que se van a poner enfermos el día 4 de diciembre, si al día siguiente el panfleto propagandístico se hiciera eco de un repentino brote de “no se sabe bien que” significaría que la paciencia de los cubanos se está agotando a una marcha que la revolución no podrá parar. Yo pienso que la siguiente revolución cubana será la Revolución de la Carne, pues el no catarla agota la paciencia del más adoctrinado.

De nuevo me permito a invitarles a que el 4 de diciembre caigan repentinamente enfermos y no asistan a sus puestos de trabajo, esta batalla merece la pena ganarla .

“De profundis clamavi cor meum, epur corde tua non contestat et anima mea non requiescat.
De las profundidades ha clamado mi corazón, sin embargo tu corazón no contesta y mi alma no descansa.”

 

 


 


Editoriales  + 
Opinion  + 
Colaboraciones  + 
Entrevistas  + 
Foros
Hemeroteca
Enlaces

Cuba Matinal - Spain, C. Alcala 99, 28009 Madrid, España. Tel: + 34 639 43 15 89
repliche orologi © Copyright 2006. All Rights Reserved. Contacto: cubamatinal@cubamatinal.com